Fridays for Future en EE. UU .: pequeño pero decidido | El Mundo | DW | 28.08.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Fridays for Future en EE. UU .: pequeño pero decidido

Una protesta reciente en Washington no atrajo a un gran número de manifestantes, pero los adolescentes que asistieron dejaron clara su posición: están enojados. Exigen cambio. Y no retrocederán.

¿Fridays for Future? Nunca escuché de él. Muchas personas en Estados Unidos no conocen el movimiento climático juvenil que inició la sueca de 16 años Greta Thunberg en agosto de 2018 y que reúne a estudiantes en países de todo el mundo para protestar cada viernes a favor de la acción climática. Pero el hecho de que Fridays for Future sea menos conocido en el país no significa que los jóvenes activistas estadounidenses sean menos apasionados.

Un viernes lluvioso en Washington, un pequeño grupo de adolescentes se sentó en una fuente en el lado oeste del Capitolio con una vista clara al Monumento a Washington. Madeline Graham, de 16 años, estaba preparando a sus compañeros manifestantes para posibles problemas. Les indicó que la policía del Capitolio podría decirles que se fueran, pero que debían quedarse allí. "Tenemos derecho a estar aquí", enfatizó.

Más tarde, ya son unas 10 personas en el grupo, una asistencia relativamente pequeña, aunque hay que considerar que los estudiantes aún no han regresado de las vacaciones de verano. Pero al menos eso significa que pueden quedarse donde están.

"Si fuéramos más de 20 personas, necesitaríamos un permiso, que no tenemos", explicó Graham. "Entonces tendríamos que dividirnos en dos grupos más pequeños y separarnos, o irnos a la Casa Blanca donde no se necesita un permiso".

No llegó a eso. Las fuertes lluvias se aseguraron de ello. El movimiento en Estados Unidos, que apenas se fundó en enero de 2019, es también más pequeño que en Europa, pero se está poniendo al día.

"Enojo justo" entre los activistas adolescentes

Graham cree firmemente que el movimiento juvenil puede inducir un cambio en Estados Unidos.

"Cualquier político que nos subestime no nos subestimará por mucho más tiempo", dijo. "No puedes esconderte del enojo justo".

El foco de la protesta del viernes fueron los incendios en la Amazonía brasileña.

A los adolescentes se les unió Carolina Schaffer, quien se mudó a Estados Unidos desde Brasil hace un año. La mujer sostenía un cartel que decía "Ayúdenos a evitar que quemen nuestros bosques".

A los 29 años, Schaffer se considera a sí misma "justo por debajo del límite de edad para poder participar en esta protesta", pero encaja perfectamente. Bajo el cielo gris de Washington, se une a los jóvenes activistas en el canto de Somewhere over the rainbow, que la amiga de Graham, Ella Jacobs, de 16 años, toca en el ukelele.

En pie con solo cinco horas de sueño por noche

Más al norte, Alexandria Villaseñor está en una protesta en la ciudad de Nueva York. La chica de 14 años se mudó en agosto pasado a la Gran Manzana desde Davis, California. En noviembre de 2018, regresó a California de visita y experimentó de primera mano el furioso incendio forestal que destruyó la localidad de Paradise, el más mortal en Estados Unidos en el último siglo.

"El humo era tan fuerte que tuve que regresar a Nueva York antes", dice la estudiante de secundaria, que sufre de asma. "Luego aprendí sobre la conexión entre los incendios forestales y la crisis climática. Me enfureció".

Villaseñor realizó su primera protesta climática en diciembre de 2018 y no ha parado desde entonces. Ha organizado protestas en Nueva York, como el gran evento de la ciudad para la protesta climática global en mayo de 2019. Además, coordina las actividades con otros activistas en todo Estados Unidos e internacionalmente. También dirige su propia organización, Earth Uprising. ¿Cómo conjuga todo eso con su trabajo escolar y su vida estudiantil?

"Puedo hacer casi cualquier cosa cuando tengo suficiente comida y cinco horas de sueño", dice con una sonrisa.

"Tratando de convencer a la gente de la verdad"

Jerome Foster, un joven de 17 años de Washington que está a punto de comenzar su último año de secundaria, dice que ha visto a cada vez más jóvenes enérgicos como Villaseñor involucrarse en el activismo climático desde que se interesó en el tema hace dos años.

USA Fridays For Future Bewegung Jerome Foster II.

Jerome Foster no tiene mucho tiempo para deportes o actividades extracurriculares. Tiene "cosas más importantes que hacer"

"Pero el aumento no es suficiente", dice.

El estudiante cree que el movimiento climático juvenil no es tan grande en Estados Unidos como en Europa porque el cambio climático no es tan ampliamente aceptado como un hecho. A veces, convencer a las personas de que las temperaturas globales están aumentando es una batalla cuesta arriba, afirma.

"No podemos solo contarle a la gente sobre el cambio climático y que ellos lo crean", expresa. "Tenemos que demostrarlo doble y triplemente. Estamos tratando de convencer a la gente de la verdad".

Sin embargo, ese esfuerzo adicional necesario no es suficiente para que Foster renuncie a la lucha. Por el contrario, cuanto más habla sobre su activismo, más se entusiasma. Dice que está ansioso por el próximo gran evento, el cual coplanea: la edición de Washington de la Global Climate Strike (protesta global climática) el 20 de septiembre. El evento tendrá lugar el viernes antes de que los líderes mundiales lleguen a la ciudad de Nueva York para una cumbre sobre el clima. Foster espera que los políticos estén preparados para enfrentar el cambio climático de verdad.

Según él, esta "es la mayor amenaza que enfrenta nuestra especie en este momento".

rr/er

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Ver el video 01:54

Greta zarpa hacia Nueva York

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema