Festival O Marisquiño en Vigo: ¿una catástrofe anunciada? | Europa | DW | 13.08.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Festival O Marisquiño en Vigo: ¿una catástrofe anunciada?

Más de 300 personas resultaron heridas durante la celebración de un festival de música y cultura urbana en la ciudad gallega de Vigo, en España. Las autoridades deslindan responsabilidades.

El muelle se hundió en la medianoche de este domingo, durante la celebración de O Marisquiño, un festival de música y cultura urbana, en la ciudad gallega de Vigo, en el noroeste de España. La plataforma de madera colapsó con cientos de asistentes encima. Y todo parece indicar que también la estructura que la soportaba, de hormigón, se derrumbó.

Todo ocurrió en cuestión de segundos durante la actuación del rapero Rels B. Hubo momentos de caos y pánico. Las imágenes que circularon enseguida en redes sociales muestran personas cayendo al mar, mientras otras quedaban atrapadas entre los escombros del muelle. Más de 300 asistentes resultaron heridos, al menos cinco de gravedad, dos de ellos son menores de edad.

Y enseguida se desató la reacción ante la emergencia: tanto el rescate y atención efectiva de los afectados, como el deslinde de responsabilidades políticas ante el suceso.

En las tareas de rescate participaron buzos y bomberos, además del personal de emergencias. En el deslinde de responsabilidades, se enfrascaron el puerto, la alcaldía o Concello de la ciudad gallega (gobernada por el socialista PSOE) y políticos del conservador PP.

En un comunicado remitido a los medios este lunes, la Autoridad Portuaria de Vigo reconoce su titularidad sobre el paseo hundido, pero responsabiliza con el mantenimiento del espacio al Concello, el ayuntamiento de esta localidad gallega de 290.000 habitantes. Así lo estipula la Ley 10/2017, del 27 de diciembre, de espectáculos públicos y actividades recreativas de Galicia, escribe.

Algunas voces habían advertido previamente del mal estado de la estructura de madera del muelle. Pero los organizadores del festival aseguraron que los conciertos cumplían las condiciones de seguridad requeridas por ley. Por su parte, el alcalde de la ciudad, Abel Caballero, del partido socialista (PSOE), responsabilizó al puerto por el derrumbe de los pilotes de hormigón bajo la estructura de madera.

Políticos y partidarios de los dos grandes partidos españoles, PP y PSOE, cargaron enseguida contra sus oponentes en redes sociales. El recinto se encuentra actualmente bajo precinto judicial. Y, entretanto, el Ministerio de Fomento ya ha abierto una investigación.

El presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, expresó en Twitter su "solidaridad" con los heridos y les deseó "una rápida recuperación". El rapero Rels B, que actuaba en el escenario del festival cuando se hundió el muelle, también deseó "mucha fuerza" a "los heridos". "Sentimos muchísimo lo ocurrido", expresó en Twitter.

El jefe del Gobierno regional de Galicia, el conservador Alberto Núñez Feijóo, felicitó a los servicios de emergencia por su labor, y pidió que se investiguen a fondo las causas del incidente y que tanto el Ayuntamiento como la Autoridad Portuaria ofrezcan “explicaciones sobre este suceso bochornoso”.

En Alemania, este incidente gallego recuerda la catástrofe del multitudinario festival de música tecno Loveparade, en la ciudad de Duisburgo, en 2010. En aquella ocasión, lamentablemente, no solo hubo heridos, sino que 21 personas perdieron la vida asfixiadas, algo por lo que aún nadie se ha visto definitivamente responsabilizado por la Justicia.

DW recomienda

Publicidad