Exalcalde de Duisburgo niega culpabilidad en Loveparade 2010 | Europa al día | DW | 02.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Exalcalde de Duisburgo niega culpabilidad en Loveparade 2010

El exalcalde de Duisburgo (oeste de Alemania), Adolf Sauerland, negó toda responsabilidad en la Loveparade de 2010, la multitudinaria fiesta al aire libre que terminó con 21 personas muertas en medio de un cúmulo de presuntas negligencias y errores de organización.

Sauerland aseguró no haber participado activamente en el proceso de autorización del evento, en su declaración como testigo en el juicio que se celebra contra seis empleados de la administración de la ciudad y cuatro de la empresa organizadora, Lopavent. "No tuve que dar la autorización ni participé en los preparativos", afirmó ante la Audiencia de Duisburgo, donde explicó que simplemente "trasladó" a su consistorio la iniciativa para celebrar en la ciudad esta fiesta, a lo que siguió su aprobación por amplia mayoría.

Sauerland, de la Unión Cristianodemócrata (CDU), dejó la alcaldía en 2012, tras una la consulta celebrada entre los ciudadanos de Duisburgo, que se saldó claramente a favor de su relevo en el cargo por considerársele políticamente responsable de lo ocurrido.

Ni él ni el jefe de Lopavent, Rainer Schaller, están entre los procesados por las presuntas negligencias que precipitaron la tragedia, ocurrida al desatarse el pánico entre la multitud de jóvenes atrapados en el único túnel de acceso a la fiesta.

El juicio se abrió el pasado diciembre en el pabellón de congresos de la vecina ciudad de Düsseldorf, donde se celebra el proceso por razones de seguridad y también de aforo.

En el proceso intervienen, además de la Fiscalía, los sesenta representantes de la acusación particular, en su mayoría familiares de víctimas o supervivientes, así como los de los procesados, con 32 abogados, más los intérpretes para los distintos idiomas.

A los diez acusados se les imputa homicidio por negligencia y lesiones graves por las 21 víctimas mortales -de edades entre 17 y 28 años y procedentes de Alemania, España, Holanda, Italia, China y Australia- y los 652 heridos en la fiesta.

El proceso arrancó siete años después de la tragedia, tras recurrir la Fiscalía y los familiares contra la primera negativa a celebrarlo de la Audiencia de Duisburgo, que había escuchado las declaraciones de más de 3.000 testigos y acordó no abrir juicio alegando falta de solidez en el informe de la acusación fiscal.

La rampa de acceso al recinto y el túnel que servía de entrada y salida a éste -de 400 metros de largo y dividido en dos tramos- no era suficiente para ese caudal humano, a lo que siguió un cruce de medidas contradictorias entre policía y organizadores.

La "Loveparade" había nacido en 1989 en Berlín como gran fiesta del tecno y en los años siguientes superó el millón y medio de asistentes, impulsada por su estrella y pinchadiscos, el Dr. Motte. Después empezó a declinar y se trasladó, ya organizada por Lopavent, a otros lugares de Alemania, hasta parar en Duisburgo. (EFE)

 

Publicidad