Feria del Libro de La Habana: luces y sombras | América Latina | DW | 10.02.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Feria del Libro de La Habana: luces y sombras

Aunque miles de cubanos acuden a los recintos expositivos, escritores e intelectuales cubanos opinan que la Feria Internacional del Libro ya no es el importante evento que marcó las letras cubanas en la década de los 90.

Febrero es el mes de los libros y la literatura en Cuba. Tras la entrega a finales de enero del prestigioso Premio Casa de las Américas, comienza la Feria Internacional del Libro de La Habana, el evento cultural más significativo para escritores e intelectuales cubanos.

Celebrada por primera vez en 1982 con una frecuencia bianual, se realiza anualmente a partir del 2000. Con sede permanente en uno de los sitios más históricos de la capital cubana, la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña, la cita se prolonga durante un mes con ferias locales en todas las provincias del país.

Sin embargo, más sombras que luces oscurecen la feria. Nuevamente, los defensores de la literatura se quejan del predominio de ofertas culinarias por encima de las literarias y de la concepción de la feria como una "resistencia cultural a  los enemigos de la revolución” en lugar del espacio de convergencia y diálogo que la sociedad cubana actual necesita.

De nuevo, junto al ya eterno ausente, la literatura escrita en la diáspora, se excluye del programa oficial a figuras imprescindibles de las letras cubanas residentes en la isla como Ángel Santiesteban, Rafael Vilches, Jorge Ángel Pérez y Rafael Alcides, entre otros, debido a sus posiciones políticas contrarias al régimen.

Como otros eventos de este tipo en América Latina, cada edición se dedica a un país diferente y, en el caso de Cuba, a la vida y obra de un escritor oficialista.

Ese, el "oficialismo”, ha sido la crítica más recurrente a este evento desde su primera edición. En ninguna de sus convocatorias, los premios que se entregan, los libros que se publican, y el espacio promocional que se dedica a los autores incluye a las voces disidentes.

Siguiendo esa línea oficial, solamente han ocupado espacios en los programas culturales de las ferias, ya sea la nacional en La Habana o las provinciales, aquellos autores cubanos del exilio que han pactado con el gobierno o aceptado la sugerencia de "moderar sus críticas políticas”. Y en el caso de los escritores e intelectuales opositores residentes en Cuba, ha llegado a impedírseles incluso su entrada en el recinto ferial.

Luces y sombras

El propio ministro de Cultura, Abel Prieto, ha reconocido que el nivel de lectura ha decaído abruptamente en los últimos años y, aunque no se han visto resultados, ha dicho que se lucha contra el espíritu mercantilista que, en su opinión, lleva ya varios años primando en estas ferias.

Aún así, se trata del evento más popular en la isla después de los carnavales. Cientos de miles de cubanos acuden cada día a los recintos feriales. Los escritores jóvenes tienen allí la única plataforma real de promoción nacional e internacional. La amplia red de editoriales nacionales y provinciales tiene una oportunidad de lujo para promocionar su trabajo. La intelectualidad habanera puede encontrarse con sus colegas de provincias y, si acuden editores extranjeros importantes, promover su obra fuera de la isla.

Alta prioridad se le concede a la nueva literatura latinoamericana mediante el Encuentro de Jóvenes Escritores Iberoamericanos, un espacio de diálogo y promoción que en 2018 llega a su octava edición, con participantes de 21 países.

Las cifras oficiales, sin embargo, no son alentadoras. En las últimas tres ediciones, las ventas de literatura han descendido notablemente. Ese espacio ha sido ocupado por textos de política, libros de o sobre Fidel Castro, Raúl Castro y Hugo Chávez sobre las "estrategias imperialistas” de Estados Unidos, ensayos de ideología del socialismo del siglo XXI de intelectuales latinoamericanos defensores de esa tendencia y títulos escritos por los nuevos castristas. Por sólo citar dos ejemplos: El precio del poder, de Alejandro Castro Espín, presentado en 2017; o el más promociado en la actual feria, La integración social de las personas transexuales en Cuba, de Mariela CastroEspín.

Havanna Buchmesse (picture-alliance/dpa)

Los fallecidos expresidentes Hugo Chávez (Venezuela) y Fidel Castro (Cuba) durante la ceremonia de apertura de la XV Feria Internacional del Libro de La Habana en febrero de 2005.

El Instituto Cubano del Libro, encargado de concebir y llevar adelante la feria, dice tener como meta el rescate del nivel de lectura alcanzado en la isla antes de 1990 (4 de cada cinco cubanos era un lector asíduo, según las estadísticas oficiales y, ciertamente, ediciones de miles de ejemplares se agotaban en menos de un mes).

Pero no es una tarea fácil debido al encarecimiento del libro, al descenso del nivel educativo nacional y a la incultura y vulgarización creciente del pueblo cubano, reconocida a nivel oficial cuando se elaboran estrategias para detener lo que ya se conoce como "pensamiento de reguetón”.

El humor cubano también se ceba sobre esta feria. En este caso, por tener a China como país invitado de honor, una decisión de claro matiz político. El mayor chiste de la semana: "Ahora sí podremos comprar muchos libros... ¡en chino!” Y, curiosamente, así fue: el enorme pabellón de China vendía centenares de libros en chino, en un país donde censos recientes muestran que apenas existen 113 chinos y pocos de sus descendientes dominan esa lengua.    

Pero de China ha venido la única rebeldía de los escritores en esta feria. El reconocido novelista Yu Hua, que saltó a la fama cuando una de sus novelas fue llevada al cine en 1994 y obtuvo numerosos premios internacionales, entre ellos el Cannes, irritó a su delegación y a las autoridades cubanas al decir que su obra, como la de otros artistas y escritores chinos, era una batalla de cada día contra la censura gubernamental. Nota crítica que ha convertido en histórica esta edición de la Feria Internacional del Libro en Cuba. 

Autor: Amir Valle (RRR).

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Ver el video 01:27
Now live
01:27 minutos

Nueva estatua de José Martí

Audios y videos sobre el tema