FARC y ELN acuerdan ″defensa conjunta del proceso de paz″ | América Latina | DW | 24.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

FARC y ELN acuerdan "defensa conjunta del proceso de paz"

En un diálogo autorizado por el gobierno de Colombia, las ex guerrillas se reunieron para dialogar por la paz, donde afirmaron que "el paramilitarismo es la mayor amenaza para la paz" del país.

Nicolás Rodríguez, comandante del ELN junto a Rodrigo Londoño, líder de las FARC (picture-alliance/Photoshot/J. Hernandez)

Nicolás Rodríguez, comandante del ELN, y Rodrigo Londoño, líder de las FARC, reunidos en la Habana, en Mayo de 2017.

La exguerrilla de las FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) anunciaron este lunes (23.10.2017) la "defensa conjunta del proceso de paz", y su apoyo al avance de las actuales negociaciones.        

El gobierno de Colombia abrió la nueva fase de diálogos de paz representado por la canciller María Ángela Holguín, en la ciudad de Montecristi, en Ecuador. La cancillería ecuatoriana celebró el evento y reiteró que continuará siendo anfitrión de las conversaciones. "Reiteramos nuestro compromiso como país sede de los #DiálogosDePaz” señaló la entidad en la red social Twitter.

Las FARC y el ELN abogaron por el proceso de paz en un documento denominado "Declaración de Montecristi”, el cual fue emitido tras el diálogo entre los dos grupos. "Expresamos nuestra firme decisión de llegar a la paz completa y a los cambios y transformaciones que anhela la mayoría de los colombianos y colombianas", afirma la declaración.

El texto expresa la disposición de ambos de "realizar la defensa conjunta del proceso de paz y de explorar mecanismos comunes para que se cumpla el acuerdo suscrito entre el Gobierno y las FARC-EP, avance la agenda de conversaciones pactada entre el Gobierno y el ELN, así como armonizar los dos procesos".

Para lograr ese objetivo, especifica el comunicado que los dos organismos han "decidido la creación de un mecanismo conjunto” y que "cuyos resultados estaremos informando al gobierno, al país y a la comunidad internacional".

Pese a "reconocer avances en los últimos años en la solución política", expresaron también su rechazo a lo que consideran una "persecución, manifestada en el creciente número de asesinatos y encarcelamientos de líderes sociales, defensores de derechos humanos y el asesinato de treinta excombatientes de las FARC".

Asimismo, denunciaron que la mayor parte de estos hechos "permanecen en la impunidad" al tiempo que la Fiscalía colombiana "de manera equivocada" no encuentra conexión entre los mismos.

No obstante, ambos grupos reiteraron que "el paramilitarismo es la mayor amenaza para la paz de Colombia" y censuran el "tratamiento exclusivamente represivo" para la solución al "problema de los cultivos de uso ilícito", alusión a las extensiones de plantaciones de coca.

Además, la declaración eleva la atención sobre "la corrupción desbordada" en todas las esferas del país, en instituciones públicas y privadas y llaman a la unidad de todos los sectores "que defienden la paz y las transformaciones en el plano político y social".

La reunión del ELN y las FARC arrancó en medio de una tregua temporal y cese al fuego en territorio colombiano que comenzó el 1 de octubre y concluirá el 12 de enero, el cual puede prorrogarse y que, según el gobierno colombiano, se ha llevado hasta ahora sin incidentes.

En paralelo, comenzó en Colombia la aplicación del tercer acuerdo entre las partes cuyo punto principal es la apertura de las audiencias metodológicas públicas a fin de recoger elementos de la ciudadanía para la mesa de negociaciones.

Los diálogos cuentan con la participación de los países garantes Brasil, Chile, Cuba, Noruega, Venezuela y Ecuador.

JCG (EFE, dpa)

DW recomienda