Expertos buscan una salida para los combatientes del Estado Islámico prisioneros en Siria | El Mundo | DW | 06.07.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Expertos buscan una salida para los combatientes del Estado Islámico prisioneros en Siria

Al menos mil yihadistas y miles de sus familiares, así como desplazados y refugiados, se hacinan en cárceles y campamentos improvisados. la ONU alerta por los casos de desnutrición y diarrea infantil.

Syrien Kampf gegen den IS - Evakuierte Frau mit Baby in Baghuz (picture-alliance/AP Photo/F. Dana)

Una de las mujeres evacuadas de Baghuz con su hijo en brazos, en una imagen de finales de febrero.

Expertos internacionales se reúnen a partir de este sábado (06.07.2019) en el nordeste de Siria para debatir el futuro de los milicianos de Estado Islámico hacinados en cárceles y campamentos controlados por las autoridades kurdas. El encuentro, de tres días de duración, se celebra en Amuda, cerca de la ciudad kurda de Qamishli, y cuenta con unos 200 participantes.

El 23 de marzo una alianza kurdo-árabe respaldada por una coalición internacional antiyihadista -con Estados Unidos a la cabeza- expulsó al EI de su último reducto en Siria, en la localidad de Baghuz. Era lo que le quedaba del "califato" autoproclamado en 2014 en zonas extensas de Siria y de Irak. Desde su caída casi 1.000 presuntos yihadistas extranjeros están encarcelados.

Además unos 13.000 familiares de yihadistas viven en campos de desplazados bajo control de los kurdos, en condiciones tildadas de "apocalípticas" por la Cruz Roja. Los kurdos de Siria piden la creación de un tribunal internacional y que los países extranjeros repatrien a sus ciudadanos vinculados al EI, pero muchos son reticentes por haber sido blanco de atentados reivindicados por este grupo yihadista.

Naciones Unidas alertó hoy del aumento de casos de desnutrición y de diarrea debido a las altas temperaturas en el campamento de Al Hol, donde se encuentran 70.000 personas, el 90% de ellas niños y mujeres, que son familiares y sospechosos de haberse unido al grupo yihadista. La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) apuntó también como causa de este aumento el desarrollo de bacterias y la "inadecuada calidad" del agua y del hielo, "100 veces más contaminado del nivel permitido".

"Existe un consenso mundial sobre el hecho de que hay que hacer algo urgentemente para decidir el futuro de miles de combatientes extranjeros del EI y de otros grupos", afirmó el Centro de Información de Rojava, que reclama asimismo que no se olvide a los niños detenidos en el nordeste de Siria.

lgc (afp/efe)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad