Estados Unidos planea enviar otros 250 soldados a Siria | El Mundo | DW | 25.04.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Estados Unidos planea enviar otros 250 soldados a Siria

El presidente Barack Obama anunciará este lunes la decisión, cuyo objetivo es apoyar a las fuerzas locales que combaten a las tropas del Estado Islámico.

Estados Unidos enviará otros 250 soldados a Siria, de acuerdo con información publicada este domingo (24.04.2016) por el periódico The Wall Street Journal (WSJ). El objetivo del despliegue sería prestar ayuda a las fuerzas locales que combaten al Estado Islámico. La decisión será anunciada este lunes 25 de abril por el presidente Barack Obama durante su visita a Alemania, de acuerdo con el prestigioso medio estadounidense.

WSJ cita a fuentes del Gobierno de Estados Unidos y asegura que Obama autorizó hace poco el nuevo envío de estas fuerzas, que elevará de 50 a unos 300 el número de militares estadounidenses que operan en territorio sirio. La medida se tomará a pesar de la reticencia del mandatario a mandar tropas a Siria y en medio de una creciente presión para hacer más en la lucha contra el EI.

“(Obama) decidió poner más fuerzas en Siria” afirmó una fuente estadounidense citada por la agencia Reuters, que dijo no saber todavía cuántos de esos soldados serán miembros de las fuerzas de operaciones especiales y cuántos corresponderán a personal médico o de inteligencia. “El presidente ha autorizado una serie de pasos para aumentar el apoyo a nuestros socios en la región, incluyendo las fuerzas de seguridad iraquíes, así como a los combatientes locales que luchan contra EI en Siria”, añadió otra fuente.

Giro contra el EI

Obama acordó expandir la presencia de Estados Unidos en Siria persuadido por sus asesores de que esa medida permitirá al Pentágono ampliar los recientes avances en las operaciones contra el grupo yihadista, según el periódico. El pasado día 13, Obama aseguró que la ofensiva liderada por su país contra el EI atraviesa un buen momento con ataques a la estructura financiera del grupo y a su capacidad para financiarse mediante el tráfico ilegal de petróleo.

Además, hay numerosa evidencia de que la guerra se ha tornado en contra de las pretensiones del Estado Islámico, que ha perdido grandes áreas en Irak y Siria, pero sigue controlando ciudades importantes como Mosul y Raqqa. Sin embargo, desde que las fuerzas apoyadas por EE. UU. recapturaron la estratégica ciudad de Al Shadadi, en febrero, cada vez más combatientes se están ofreciendo para luchar contra la milicia radical, dijo una fuente oficial a Reuters a comienzos de abril.

DZC (EFE, Reuters, AP)


DW recomienda