Enviado de la ONU llega a Damasco para hablar de conferencia de paz | El Mundo | DW | 28.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Enviado de la ONU llega a Damasco para hablar de conferencia de paz

El enviado de la ONU y la Liga Árabe a Siria, Lakhdar Brahimi, llegó a Damasco para mantener reuniones sobre la prevista conferencia de paz en Ginebra, informó una fuente de Naciones Unidas.

La visita de Brahimi a Damasco, la primera desde diciembre pasado, forma parte de una gira regional que lo llevó el fin de semana a Irán, el principal aliado regional de Siria, y a Turquía, donde se entrevistó con miembros de la oposición.

Brahimi ha intentado presionar a los opositores de la Coalición Nacional Siria para que participen en la conferencia, cuyo objetivo es acabar con el conflicto de 31 meses en el que ya han muerto más de 100.000 personas, según las estimaciones de la ONU.

No hay fecha fijada para la conferencia, si bien la Liga Árabe aseguró que será el 23 y 24 de noviembre. Hasta ahora, una parte importante de la oposición se niega a asistir porque no hay garantías de que el encuentro signifique la renuncia del presidente Bashar al Assad.

Enmascarados incendian iglesia de comunidad armenia

La iglesia de la Santa Cruz, de la comunidad armenia, fue incendiada en la noche del domingo por hombres enmascarados. El templo databa de los años 30 del siglo pasado. Tel Abyad se encuentra en la provincia de Al Rakka, en el noreste de Siria y en la zona fronteriza con Turquía.

En esa provincia, extremistas islámicos quemaron varias iglesias en los últimos meses. El ISIS está considerado cercano a la red terrorista Al Qaeda. Por otra parte, residentes del pueblo cristiano de Sadad, que se ha mantenido fiel a Al Assad, informaron que los islamistas se han retirado del lugar. En los alrededores del pueblo en la provincia de Homs había sin embargo combates hoy entre opositores al régimen y tropas gubernamentales, informa el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

CP (dpa, EFE)

Publicidad