Siria: se complica la guerra dentro de la guerra | El Mundo | DW | 26.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Siria: se complica la guerra dentro de la guerra

Rebeldes kurdos toman control de paso fronterizo clave entre Siria e Irak para evitar que combatientes de Al Qaeda entren en la región. Mientras tanto, en la ONU se advierte sobre la acentuación de la crisis humanitaria.

Combatientes kurdos tomaron control de un paso fronterizo clave entre Siria e Irak con miras a evitar que grupos vinculados a Al Qaeda entren en la región. Así lo informó este 26 de octubre el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una organización con sede en Londres cercana a los opositores del Gobierno sirio.

Muchos de quienes se han rebelado contra el hombre fuerte de Damasco, Bashar al-Assad, están conscientes de que la presencia de extremistas asociados a Al Qaeda en las filas de la oposición armada dificulta la obtención de respaldo internacional en lugar de propiciarlo.

La divergencia de objetivos en los diferentes frentes de batalla ha hecho que el enfrentamiento entre grupos rebeldes se haya hecho habitual en Siria –sobre todo en el norte–, añadiendo una mayor complejidad al conflicto que dura ya dos años y medio, y que ha dejado más de 100.000 muertos.

Bashar al-Assad, líder del Gobierno de Damasco.

Bashar al-Assad, líder del Gobierno de Damasco.

Negociar o no negociar

Mientras esto ocurría en el paso de Al Yarubiyeh, en la provincia nororiental de Al Hasaka, se esperaba que el enviado de la ONU y la Liga Árabe a Siria, Lakhdar Brahimi, llegara a la capital de Irán –el principal aliado de Assad– para debatir sobre las conversaciones de paz Ginebra II, previstas para finales de noviembre.

Brahimi ha intentado persuadir a la Coalición Nacional Siria, un conglomerado de grupos opositores, de participar en la conferencia Ginebra II, auspiciada por Rusia y Estados Unidos, pero el Consejo Nacional Sirio, la más grande de las organizaciones dentro de esa coalición, sabotea esa iniciativa.

El Consejo Nacional Sirio ha dicho que boicoteará el encuentro mientras los sirios sigan sufriendo bajo el régimen de Assad. Y es que, aunque el Gobierno de Damasco ha tomado medidas como la liberación de decenas de mujeres detenidas por motivos políticos, en el marco de un intercambio de rehenes impulsado por Qatar y Turquía, la crisis humanitaria se ha acentuado.

Valerie Amos, Coordinadora de Ayuda Humanitaria de la ONU.

Valerie Amos, Coordinadora de Ayuda Humanitaria de la ONU.

Se agrava la crisis humanitaria

Este viernes (25.10.2013), ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, la Coordinadora de Ayuda Humanitaria de la ONU, Valerie Amos, admitió estar “muy decepcionada de que no hayamos logrado hacer más avances". Según Amos, la destrucción de numerosas instalaciones médicas es el problema más grande.

El 60 por ciento de los hospitales, el 38 por ciento de los centros de salud, el 90 por ciento de las ambulancias y el 70 por ciento de las fábricas de medicina han desaparecido. La destrucción de esa infraestructura sigue siendo una "realidad diaria", señaló, acotando que sigue faltando poco menos de la mitad del dinero necesario para financiar la ayuda humanitaria en Siria.

La liberación de unas doscientas opositoras sirias fue la principal exigencia de un grupo de secuestradores en el norte del país que mantuvo cautivos a nueve libaneses. Esos nueve rehenes y dos pilotos turcos capturados por hombres armados libaneses, en respuesta al secuestro de sus compatriotas, fueron liberados hace una semana.

También la prevalencia de los secuestros revela lo complejo y lo regionalizado que está el conflicto sirio.

ERC ( dpa / Reuters )

DW recomienda

Publicidad