Elecciones en Grecia: giro político en el horizonte | Europa | DW | 06.07.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Elecciones en Grecia: giro político en el horizonte

Los griegos eligen el domingo un nuevo Parlamento. La oposición conservadora espera una victoria aplastante, mientras el primer ministro, Alexis Tsipras, lucha por su supervivencia política.

"El domingo por la mañana las urnas todavía están vacías", advierte el primer ministro Alexis Tsipras. Lo dijo una y otra vez durante la campaña electoral para graficar que no importa cuáles sean los números que entreguen las encuestas, sus partidarios deben votar y no desanimarse.

El partido de izquierda Syriza, que gobierna en Atenas, tiene todas las cartas para caer en el desánimo: los conservadores de Nea Dimokratia (ND) lideran claramente todos los sondeos. Según el último del miércoles, los conservadores incluso tienen una ventaja de más de 13 puntos porcentuales.

Si esto se materializara, el líder de la oposición, Kyriakos Mitsotakis, se convertiría en el próximo primer ministro de Grecia. Si todo va según lo planeado, podría incluso gobernar por su cuenta. "Estamos luchando por cada voto y queremos formar un gobierno fuerte para que Mitsotakis pueda cumplir rápidamente sus promesas electorales", dijo Konstantinos Kyranakis a DW, que se postula por los conservadores en Atenas.

Pero todavía no ha se ha votado. "Creo que ganaremos las elecciones parlamentarias, solo quiero creer en ello", dice Kostas Arvanitis, un diputado de Syriza. Las encuestas no siempre son fiables, los pronósticos son difíciles y a menudo erróneos, advierte el político de izquierda en una entrevista con DW. Y añade con un tono de humor: "¿Quién iba a pensar que el Liverpool derrotaría al Barcelona por 4-0 en el partido de vuelta de la Champions?".

Sin embargo, cuando se trata de defender sus propias políticas, la diversión se detiene: "Syriza ha terminado el trabajo, ha puesto fin a la política de austeridad en Grecia", dice el experiodista con convicción. Considera que el hecho de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ya no esté revisando las finanzas griegas es un "gran éxito" para el gobierno de Tsipras. El hecho de que el expremier Jorgos Papandreou (2009-2011) trajera el FMI a Atenas tras el estallido de la crisis de la deuda fue "un crimen", asegura.

Disputa sobre la política económica

Como jefe de la oposición, el líder de Syriza, Alexis Tsipras, demonizó las exigencias de ahorro por parte de los prestamistas internacionales y exigió un generoso recorte de la deuda griega. Pero tras su asunción en 2015, vivió un giro rumbo al realismo económico. 

Tsipras da su propia explicación para el giro económico de 2015: "Tuvimos la ingenuidad de creer que Europa respetaría las decisiones del pueblo griego", dijo el martes en el canal de televisión Skai. En otras palabras, los otros tenían la culpa.

Griechenland-Besuch Angela Merkel bei Oppositionsführer Kyriakos Mitsotakis (picture-alliance/dpa/A. Tzortzinis)

El líder de la oposición Kyriakos Mitsotakis se reunió con la canciller alemana Angela Merkel en enero de este año.

Tsipras advirtió claramente contra un cambio de gobierno. Con el líder conservador Mitsotakis, la política de austeridad volvería a Grecia y los exitosos intentos de reforma de los últimos años se verían amenazados, dijo el primer ministro.

El opositor Kyranakis no quiere que esto le afecte. "El último gobierno conservador controló por primera vez el déficit y había vuelto a poner al país en la senda del crecimiento", aseguró. Tsipras tomó entonces un curso en zigzag y finalmente acumuló nuevas deudas de más de 30.000 millones de euros, se quejó Kyranakis. 

Konstantinos Botopoulos, que el domingo se postula por el partido socialista KINAL, también critica la retórica de Tsipras. El clivaje entre "austeridad conservadora o beneficios de la izquierda" es sólo un dilema vergonzoso para los propósitos de la elección, dice. En realidad, Syriza hace tiempo que acepta las medidas de austeridad de los acreedores.

Lucha por los votantes de izquierda

Tsipras luchó incansablemente en dos frentes: contra los conservadores y por último, pero no menos importante, contra los socialistas aparentemente resurgidos, que durante mucho tiempo llevaron una existencia sombría, pero aún esperan un resultado de dos dígitos el domingo. Incluso si perdiera las elecciones el domingo, pretende alcanzar su meta mínima y que Syriza se convierta en la fuerza más potente del centro político.

Esto podría darse. Sin embargo, para el candidato socialista Botopoulos, sólo KINAL ofrece una alternativa socialdemócrata real en Hellas. Syriza no es ni socialdemócrata ni realmente izquierdista.

Tampoco el político de Syriza, Arvanitis, considera a los socialdemócratas como una competencia real, pero por razones muy diferentes: "En la carrera electoral uno siempre presta atención a aquellos que van por delante o a aquellos que corren a tu lado. Los que están atrás no son importantes", asegura. (dg/dz)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Publicidad