El veneno de un caracol puede ayudar a tratar la malaria, revela estudio | Ciencia y Ecología | DW | 22.02.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ciencia y Ecología

El veneno de un caracol puede ayudar a tratar la malaria, revela estudio

Las toxinas presentes en el veneno del caracol marino “Conos nux” tendrían potencial en el tratamiento de la malaria, que al año causa más de 400.000 muertes, y también de enfermedades como el sida o COVID-19.

Landkartenkegelschnecke

Imagen de archivo

El veneno del caracol marino cónico (Conus nux) puede servir para desarrollar tratamientos contra la malaria severa y otras enfermedades, según un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad Atlántica de Florida (FAU) publicado en la revista "Journal of Proteomics".

Los investigadores, que contaron con la colaboración de la Facultad de Ciencia Charles E. Schmidt de FAU y la División de Ciencias Químicas del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología, partieron de la idea de que los medicamentos antiadherentes pueden ser la clave para mejorar las tasas de supervivencia de una enfermedad que causa más de 400.000 muertes al año.

Según un comunicado de FAU sobre los resultados de este estudio, algunos tipos de paludismo como el Plasmodium falciparum pueden ser mortales incluso después del tratamiento con los fármacos actuales. Esto se debe a la persistente "cito-adhesión" de los eritrocitos infectados a pesar de que los parásitos que quedan dentro de los glóbulos rojos están muertos.

"El estudio proporciona importantes pistas hacia el desarrollo de fármacos antiadherentes o de terapia de bloqueo novedosos y rentables destinados a contrarrestar la patología de la malaria grave", dice el comunicado.

Los investigadores utilizaron en sus ensayos ejemplares de Conus nux recolectado en la costa del Pacífico de Costa Rica. Este caracol venenoso vive en los arrecifes tropicales, en el Índico y el Pacífico, y caza peces pequeños.

Asiatische Tigermücke

Según la OMS, casi la mitad de la población mundial está en riesgo de contraer malaria. Se presenta a menudo en el África subsahariana y en otras zonas muy pobladas como Asia Sudoriental, Mediterráneo Oriental, Pacífico Oriental y las Américas (regiones de la OMS).

Amplio potencial para tratar otras enfermedades

El estudio amplía el alcance farmacológico de las conotoxinas/ conopéptidos, presentes en el veneno del caracol Conus nux, al revelar su capacidad para interrumpir las interacciones proteína-proteína y proteína-polisacárido que contribuyen directamente a la malaria grave, agrega.

De manera similar, las conotoxinas podrían usarse como posibles inhibidores de las interacciones proteína-proteína como tratamiento de enfermedades como el sida y el COVID-19.

Los péptidos de veneno de los caracoles cono tienen el potencial de tratar innumerables enfermedades mediante terapias de bloqueo.

"La estabilidad molecular, el tamaño pequeño, la solubilidad, la administración intravenosa y la ausencia de respuesta inmunogénica hacen que las conotoxinas sean excelentes candidatas a la terapia de bloqueo", dijo Andrew V. Oleinikov, autor correspondiente y profesor de ciencias biomédicas de la Facultad de Medicina Schmidt.

ee (efe/FAU)

Ver el video 03:26

Día Internacional de la Malaria

DW recomienda