OMS advierte que la lucha contra la malaria se ha estancado | El Mundo | DW | 30.11.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

OMS advierte que la lucha contra la malaria se ha estancado

La agencia de las Naciones Unidas recordó que -en 2019- murieron más de 400.000 personas por la malaria y advirtió que los avances contra la enfermedad se han estancado.

Los avances en la lucha contra la malaria (o paludismo) se han estancado en los últimos años, advirtió este lunes (30.11.2020) la Organización Mundial de la Salud (OMS) que recuerda que en 2019 murieron más de 400.000 personas por esta enfermedad.

La OMS subraya que este estancamiento se constata sobre todo en África, continente que cuenta con más casos de esta enfermedad transmitida por hembras de ciertos mosquitos (del tipo Anopheles) y el peor récord de muertes, según el informe que la agencia de la ONU dedica todos los años a este flagelo.

En 2019, alrededor de 229 millones de personas contrajeron la malaria, una cifra que se ha mantenido relativamente estable en los últimos cuatro años. Tras un importante avance que redujo el número de fallecidos -de 736.000 en 2000 a 409.000 en 2019- la OMS destaca que "es necesario focalizar mejor las intervenciones, desarrollar nuevas herramientas y contar con más fondos para frenar la difusión global de esta enfermedad y alcanzar los objetivos comunes acordados internacionalmente".

OMS pide fondos ante "un importante peligro"

Al igual que para muchas otras áreas, la agencia de la ONU recuerda que el año pasado se recaudaron unos 3.000 millones de dólares de los 5.600 millones necesarios. "La escasez de fondos dificulta el acceso a herramientas de lucha contra el paludismo que ya han sido probadas", insiste la OMS y subraya que esto provoca "un importante peligro".

En lugar de adoptar una estrategia uniforme, los países afectados basan su lucha en datos locales en su intento por acabar con esta enfermedad. Con alrededor del 94 por ciento del total de muertes (384.000 en el continente africano el año pasado), "es hora de que los dirigentes de África y del resto del mundo se movilicen una vez más para enfrentar el desafío que supone el paludismo", instó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Sin embargo, y a diferencia de otras campañas, la OMS asegura que la prevención contra el paludismo no se ha visto por ahora afectada por la pandemia, aunque considera que "el COVID-19 amenaza con hacer derrapar aún más nuestros esfuerzos para vencer a la malaria y, sobre todo, para tratar a los enfermos", señaló Matshidiso Moeti, director para África de la OMS.

"Pese al impacto devastador del COVID-19 en las economías africanas, los socios internacionales y los países (en general) deben esforzarse más para garantizar que los recursos necesarios estén disponibles y poder desarrollar programas contra el paludismo, que han demostrado que pueden ayudar a las personas" afectadas, añadió Moeti.

La agencia informó que -desde 2000- 21 países han logrado erradicar la malaria: India ha logrado en los dos últimos años una caída del 18 por ciento de infecciones y del 20 por ciento de las muertes. En tanto, seis países de la cuenca del río Mekong, en el sureste asiático, están a punto de lograr su objetivo de erradicar la enfermedad para 2030. Entre 2000 y 2019 han reducido en 90 por ciento el número de casos de paludismo.

ama (afp, efe)

DW recomienda