El Senado abre proceso de destitución de Rousseff | América Latina | DW | 10.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

El Senado abre proceso de destitución de Rousseff

La Cámara votó a favor del juicio político contra Rousseff con 59 votos a favor y 21 en contra, tras una maratónica jornada de unas 16 horas.

El pleno del Senado brasileño aprobó hoy (10.09.2016) por 59 votos a favor y 21 en contra un informe que pide continuar el juicio político contra la presidenta suspendida, Dilma Rousseff, quien de esa manera queda a solamente un paso de su destitución.

El propio Senado debe iniciar ahora entre el 25 y el 29 de agosto el juicio que decidirá definitivamente sobre la destitución ("impeachment") de la primera presidente mujer de Brasil. La votación final podría tener lugar a comienzos de septiembre. Para que sea aprobado el "impeachment" se requiere una mayoría de dos tercios en el Senado. Si se repite el voto de hoy, Rousseff perdería definitivamente su cargo.

Si se llega al extremo de la destitución, el mandato que acaba el 1 de enero de 2019 será completado por Michel Temer, quien como vicepresidente sustituye a Rousseff desde el pasado 12 de mayo, cuando fue suspendida de sus funciones para responder al proceso.

Los senadores, que presentaron sus argumentos ante el pleno desde la mañana del martes, aceptaron hoy con su voto el informe de una comisión especial que había pedido hace una semana la destitución de Rousseff. La mandataria es acusada de haber manipulado los presupuestos públicos para maquillar el déficit estatal.

La presidenta suspendida, Dilma Rousseff,y el presidente interino, Michel Temer

La presidenta suspendida, Dilma Rousseff,y el presidente interino, Michel Temer

16 horas de debate

A lo largo de los debates que se desarrollaron durante unas 16 horas, dirigidos por el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lewandowski, los defensores de Rousseff y los favorables a su destitución cruzaron duras palabras, pese a que fueron instados por el magistrado a despojarse de todas las "pasiones partidarias".

Uno de los más encendidos discursos lo pronunció el senador Lindbergh Farias, del Partido de los Trabajadores (PT), quien denunció el proceso como "un golpe, una farsa, y un fraude" a la Constitución, que atribuyó a la "elite económica" del país. "Si quieren lucha de clases, estamos preparados para combatir en el Parlamento y en las calles de este país", proclamó el senador del PT.

Rousseff, del izquierdista PT, rechaza el juicio político en su contra y acusa a sus detractores de fraguar un "golpe" contra su Gobierno. La mandataria califica asimismo a su exsocio político Temer, militante del centrista Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), de "traición" y de "usurpar" su cargo.

FEW (EFE, dpa)

DW recomienda