El Salvador: ¿habrá segunda vuelta? | América Latina | DW | 28.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

El Salvador: ¿habrá segunda vuelta?

El 2 de febrero tendrán lugar comicios presidenciales en El Salvador. Algunos analistas prevén un empate técnico entre los partidos más fuertes y anticipan que la contienda electoral se decidirá en una segunda vuelta.

En El Salvador, todo parece estar preparado para la celebración de los comicios presidenciales este domingo (2.2.2014). Encuestas recientes prevén un empate técnico entre los candidatos de los partidos más fuertes –el oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y la opositora Alianza Republicana Nacionalista (ARENA)–, pero el conteo de los votos puede deparar sorpresas, no sólo por la abundancia de electores indecisos, sino también porque la diáspora salvadoreña participará en el proceso por primera vez.

“Eso ha ameritado esfuerzos logísticos muy grandes”, señala Sebastian Huhn, de la Universidad de Bielefeld, aludiendo al registro electoral de los salvadoreños en el extranjero, un mecanismo que aún está lejos de funcionar cabalmente. El número de expatriados con capacidad para ejercer su derecho al sufragio se ha visto restringido por limitaciones propias del sistema y percances inesperados. “Yo soy el único que va a votar desde Alemania”, asegura Hernán Pineda, un ciudadano salvadoreño radicado en Hamburgo, en entrevista con DW.

“¡La burocracia es excesiva! Según los medios de mi país, sólo 10.337 emigrantes cumplimos con todo lo estipulado para poder votar; ese es un número muy bajo, considerando la cantidad de salvadoreños que vivimos en el exterior. Poseer un Documento Único de Identidad vigente con la dirección de residencia en el extranjero es sólo uno de los requisitos imprescindibles para votar, pero ese papel sólo lo emiten los consulados de Estados Unidos y Canadá. Yo tuve suerte y me lo saqué cuando viajé a El Salvador la última vez”, cuenta Pineda.

El FMLN, fortalecido

Mauricio Funes, actual presidente de El Salvador.

Mauricio Funes, actual presidente de El Salvador.

Los observadores internacionales empezaron a llegar al país centroamericano con una semana de antelación –la embajadora salvadoreña en Alemania, Anita Cristina Escher, viajó con una comitiva de veedores germanos el 23 de enero– y se encontraron con un FMLN fortalecido, a pesar de sus recientes debacles. “El FMLN se ha recuperado del duro golpe que recibió en las elecciones municipales y legislativas de 2012”, comenta Heidrun Zinecker, experta en Ciencias Políticas de la Universidad de Leipzig y conocedora del acontecer salvadoreño.

“En aquel momento, muchos de los escaños del FMLN en el Parlamento fueron a parar a manos de sus opositoresy Norman Quijano, actual candidato presidencial de ARENA, fue elegido alcalde de la capital, San Salvador. Pero hoy, el FMLN le lleva la delantera aARENAen los sondeos sobre intenciones de voto”, explica la investigadora. ¿A qué se debe el nuevo impulso obtenido por el partido de Gobierno? “A mi juicio, el presidente, Mauricio Funes, tuvo éxito con sus políticas sociales”, dice el experto de Bielefeld.

“Mientras ARENA hace promesas atractivas para el empresariado –mayor liberalismo económico, crecimiento y libre competencia–, el FMLN hace campaña asegurando la continuidad de las estrategias de Funes para reducir la brecha entre pobres y ricos, y la de sus programas educativos y de abastecimiento alimentario a precios asequibles”, sostiene Huhn. “Yo no veo muchos éxitos en el historial del Gobierno de Funes. En lo que respecta a la justicia social y a la desigualdad económica, no es mucho lo que ha cambiado”, disiente Zinecker, por su parte.

La ARENA, erosionada

Seguidores de Salvador Sánchez Cerén, candidato presidencial del FMLN.

Seguidores de Salvador Sánchez Cerén, candidato presidencial del FMLN.

“En mi opinión, el ascenso del FMLN en las encuestas se debe a que sus candidatos se complementan muy bien. Salvador Sánchez Cerén aspira a la presidencia en representación de la izquierda ortodoxa que nunca se identificó mucho con Funes. Y Óscar Ortiz opta por la vicepresidencia encarnando al ala moderada de la izquierda salvadoreña. De ganar los comicios, los dos núcleos del FMLN estarían representados en el Gobierno, cosa que no ocurrió durante el mandato de Mauricio Funes (2009-2014)”, argumenta Zinecker.

“Otro factor que explica el nuevo auge del FMLN es la erosión de la base electoral de ARENA. En 2009, doce diputados de ARENA fueron expulsados de ese partido y fundaron otro muy atractivo para los conservadores de derecha: la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA). GANA, que en estas elecciones se unió al Partido Demócrata Cristiano (PDC) y al Partido de Concertación Nacional (PCN) para formar el Movimiento Unidad, le restó sustancia a ARENA”, agrega la docente de la Universidad de Leipzig.

“El debilitamiento de ARENA en los sondeos también es atribuible al reciente escándalo de corrupción protagonizado por el expresidente Francisco Flores [acusado de desviar fondos provenientes de Taiwán durante su mandato] y al recelo que despierta entre muchos salvadoreños la insistencia de ARENA en intensificar aún más su política de ‘mano dura’ contra la criminalidad en el país, imponiendo una suerte de estado de excepción permanente y el derecho de guerra en lugar del derecho penal”, enfatiza Zinecker.

“La contienda se pondrá interesante”

Norman Quijano, aspirante a la presidencia de El Salvador en representación del partido ARENA.

Norman Quijano, aspirante a la presidencia de El Salvador en representación del partido ARENA.

“Norman Quijano, el candidato presidencial de ARENA, fue inteligente y se abstuvo de usar el término ‘mano dura’ durante la campaña electoral; una noción que fracasó por completo en América Central. Pero, de ganar los comicios, esa es la táctica que ese partido aplicaría para reducir los niveles de inseguridad pública y enfrentar el problema de las maras”, señala Huhn. Cabe destacar que no todo está perdido para ARENA en los comicios del próximo 2 de febrero. Zinecker piensa que las elecciones se decidirán en una segunda vuelta.

“Es entonces cuando la contienda se pondrá interesante. Es un hecho que el FMLN lidera los sondeos de opinión, pero es poco probable que su pequeña ventaja frente a ARENA le sirva para obtener el 51 por ciento de los votos en la primera vuelta. Hay que esperar y ver cómo votan los seguidores de los tres partidos que integran la alianza Movimiento Unidad –cuyo candidato es el expresidente Elías Antonio Saca (2004-2009)–, porque no todos ellos estarían dispuestos a respaldar automáticamente al FMLN en una segunda vuelta, con todo y que ARENA es un adversario común”, acota Zinecker.

Los otros candidatos presidenciales son René Rodríguez, del Partido Salvadoreño Progresista, y Óscar Lemus, de Fraternidad Patriota Salvadoreña; dos políticos que no cuentan ni siquiera con el 1 por ciento de la intención de voto, según las encuestas.

DW recomienda