El Salvador: ″Volver la vista al sur es clave″ | América Latina | DW | 16.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

El Salvador: "Volver la vista al sur es clave"

El partido FMLN cogobierna en El Salvador desde hace más de 4 años y se propone ganar las elecciones de 2014 pese a tener que hacer dolorosas concesiones a sus aliados.

Roger Blandino Nerio.

Roger Blandino Nerio

El primer gobierno encabezado por el FMLN, que llevó a la presidencia al periodista apartidista Mauricio Funes, se acerca a su fin y, según la Constitución salvadoreña, no puede volver a postularse como candidato. En los comicios del 2 de febrero de 2014 el FMLN apuesta por el actual vicepresidente, Salvador Sánchez Cerén, para continuar en el gobierno. En el marco de una gira por distintas ciudades alemanas, el exguerrillero Roger Blandino Nerio, actual responsable de movimientos sociales de la formación, y el activista pro derechos humanos Saúl Baños, de la Fundación para la Aplicación del Derecho (FESPAD), hablaron sobre los temas que dominan la campaña electoral.

Uno de esos temas es el Acuerdo de Asociación (AdA) entre Centroamérica y la Unión Europea, que entró en vigor en Costa Rica y El Salvador el pasado 1° de octubre. Mientras que el acuerdo con los europeos es de reciente cuño, no sucede lo mismo con Estados Unidos. El Salvador fue uno de los primeros países centroamericanos en ratificar el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y el vecino del norte (CAFTA) en 2004. "Son tratados asimétricos que no toman en cuenta los volúmenes de las economías de la región, que dejan fuera temas como la protección ambiental y el derecho laboral. El AdA es tan pernicioso como el CAFTA", dice Roger Blandino ante un público alemán que acudió al Centro de Documentación e Investigación sobre Chile y Latinoamérica, una de las instituciones organizadoras de la gira. Pero explicó que su partido votó a favor del AdA para no romper la coalición en el gobierno y con la esperanza de que se creen empleos, uno de los temas más sensibles de campaña.

Mauricio Funes (derecha) poco antes del triunfo electoral en 2009.

Mauricio Funes (derecha) poco antes del triunfo electoral en 2009.



Cohetes, barcos y submarinos

"Se bombardea a la población con mensajes publicitarios que hablan sobre las bondades de estos tratados para El Salvador. Podemos exportar cohetes, barcos y submarinos y recibiremos a cambio cereales", y explica que el precio del cereal en Estados Unidos es más bajo que el que producen los campesinos salvadoreños. "En menos de lo que canta un gallo el campesino quedó arruinado y el cereal no nos lo venden a un precio más bajo".

El exguerrillero recuerda que las políticas neoliberales impuestas por la derecha antes de la llegada del FMLN al poder provocaron la expulsión de tres millones de salvadoreños a Estados Unidos, que son los que ahora envían remesas, un promedio de 2 mil millones de dólares al año.

Los inmigrantes provenían sobre todo del campo, estrechamente vinculado a una crisis alimentaria. "En el 2009 la producción de maíz, de importancia histórica, no cubría el 30 por ciento de la demanda, la de frijol abastecía el 15 por ciento y la de arroz menos del 8 por ciento. Todo venía de Estados Unidos, pero no a un precio bajo", afirma

Por ello una de las prioridades del gobierno que llegó con el FMLN al poder fue trabajar en la autosuficencia alimentaria. "El año pasado se cubría el 90 por ciento de la demanda de maíz y de frijol y los precios de las hortalizas y de arroz se mantienen estables en un país que tiene un salario mínimo de 250 dólares mensuales", destacó.

Otro tema clave en la campaña es el empleo. "En 4 años y medio se han generado 91.800 empleos formales y estamos contentos, pero al mismo tiempo preocupados porque es necesario generar 48.000 empleos al año para absorber a los jóvenes que llegan al mercado laboral", subraya el exalcalde salvadoreño. Sin embargo lo que más preocupa al actual gobierno es que El Salvador es el segundo país de Centroamérica con la menor inversión extranjera directa. "La burguesía salvadoreña se niega a invertir en el país, lo que exacerba el desempleo", dice. Esa es una de las razones por las cuales la formación votó en el Congreso a favor del AdA con la Unión Europea, pese a saber que no traerá las bondades que promete.

Aspecto de la charla, en Berlín.

Aspecto de la charla, en Berlín.



Elecciones decisivas

El representante del FLMN advierte que ha habido que hacer numerosas concesiones, incluso al presidente Mauricio Funes. "Hay intereses distintos y contradictorios, pero fue necesario hacer esta alianza para sacar a la derecha del gobierno. Estamos a menos de tres meses de unas elecciones presidenciales decisivas que conducirán o a una profundización del cambio o a un retroceso", dice Blandino, que subraya que la formación no se ha planteado hacer una revolución, sino tan sólo desmontar las políticas neoliberales y sentar nuevas bases sociales y económicas.

Blandino destaca a la reforma de salud y la mejora en la educación como pilares para mejorar la calidad y pensamiento de la ciudadanía. "Ha sido preferible una alianza diversa y amplia, aunque sin hegemonía del FMLN, a seguir teniendo a la derecha gobernando el país. Este gobierno, aún con las dificultades de composición y de ataques desde fuera, ha hecho cosas que eran impensables en El Salvador". ¿Cómo piensan resolver el problema de las inversiones? "Todo país tiene algo que aportarnos", dice, y cuenta que en México conoció técnicos surcoreanos que utilizaban una novedosa tecnología para sembrar arroz en tierras áridas, que ahora se está implementando en su país.

Blandino destaca que El Salvador, aunque no es parte de Petrocaribe, es beneficiario indirecto del ALBA y señala que Venezuela no regala a ningún país su petróleo, pero lo vende bajo condiciones muy accesibles. "Volver la vista al sur es clave para nosotros".

DW recomienda