″El Parlamento Europeo está muy preocupado por Venezuela″ | Política | DW | 25.05.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

"El Parlamento Europeo está muy preocupado por Venezuela"

En una resolución de censura, el Parlamento Europeo critica la decisión de Hugo Chávez de no renovar la licencia de emisión al canal Radio Caracas Televisión. DW-WORLD habló con el europarlamentario José Ribera e Castro.

El caso RCTV ha despertado protestas a nivel internacional.

El caso RCTV ha despertado protestas a nivel internacional.

Radio Caracas Televisión (RCTV) es uno de los medios de comunicación "más antiguos e importantes de Venezuela", "emplea a 3.000 trabajadores" y es "el único afectado por la decisión de no renovación de la licencia", puede leerse en la resolución aprobada ayer por el Parlamento Europeo, que además "recuerda al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela que es su obligación respetar y hacer respetar la libertad de expresión, la liberad de opinión y la libertad de prensa […] Pide al Gobierno de Venezuela un trato jurídico igual para todos los medios" y lamenta profundamente la "nula predisposición al diálogo en general mostrada por las autoridades venezolanas".

Eurpäisches Parlament in Brüssel

Sede del Parlamento Europeo en Bruselas.

José Ribera e Castro es miembro del Partido Popular Europeo (PPE), uno de los grupos parlamentarios que han promovido el texto de condena comunitario. La reacción de Chávez ha seguido la pauta de la teatralidad de otras ocasiones.

DW-WORLD: La resolución aprobada fue iniciativa del Partido Popular Europeo y los liberales europeos. Desde Caracas les acusan ahora de actuar en representación de los intereses de la oposición venezolana. ¿Se siente usted en oposición a Chávez?

José Ribera e Castro: No. Nosotros promovimos la resolución pero nuestra crítica no fue la única. También los verdes, con el respaldo de los socialistas, presentaron un texto que no fue aprobado, un poco más flojo pero también muy crítico con las autoridades venezolanas.

La resolución aprobada no representa a ningún interés partidista sino el deseo de defender la libertad de expresión amenazada estos días en Venezuela. Este es un caso que ha despertado preocupación a nivel internacional y que merece una solidaridad internacional.

DW-WORLD: ¿Se puede decir entonces que el Parlamento Europeo critica, independientemente de la tendencia política, la actuación de Chávez?

J. R. C.: Sí. Todo el Parlamento está muy preocupado, existe una preocupación general más allá de los planteamientos políticos, por la situación en Venezuela. Preocupan los atropellos a la libertad, las quejas que nos llegan de los periodistas… se está creando en el país un clima de intimidación, de miedo.

Yo estuve la semana pasada en Venezuela. Hablé con muchos periodistas y radios privadas. Hay que recordar, que las mismas leyes que se están aplicando a RCTV podrían aplicarse a otras muchas emisoras que están pendientes de la renovación de sus licencias. Y cuando se entra en una situación de precariedad, de incertidumbre, se abandona del terreno de la libertad y se pasa al del arbitrio y al del autoritarismo.

Europäisches Parlament Europa-Parlament Strassbourg

No todas las sesiones parlamentarias son igual de concurridas.

DW-WORLD: Chávez resta importancia a la resolución porque de los 43 eurodiputados presentes, 22 votaron en contra. Según el presidente venezolano, esto demuestra que Europa no se interesa por el caso.

J. R. C.: Eso no es cierto. Lo que sucede es que se trataba de una sesión especial del Parlamento Europeo. Los jueves por la tarde, el pleno del Parlamento cuenta con un periodo especial de funcionamiento, en el que la participación suele rondar, y esto puede comprobarse en las actas, sobre los 70 diputados. Son los parlamentarios que quedan para debatir lo que llamamos las urgencias.

Ayer fueron debatidos cuatro casos de urgencia: Venezuela, Sudán, Siria y una cuestión del Banco Mundial. La participación fue normal para este tipo de sesiones y la resolución fue aprobada con dos tercios de los votos a favor, lo que representa un respaldo fuertísimo y no deja ninguna duda sobre la posición del Parlamento Europeo. E incluso, muchos de los diputados que no apoyaron la resolución lo hicieron porque preferían el otro texto, el de socialistas y verdes, que también era crítico.

Europa pide más diálogo y menos autoritarismo. ¡Siga leyendo!

Venezuela Caracas Soldaten der Nationalgarde stehen vor der Radio- und TV-Station RCTV

Vigilando la entrada de RCTV en Caracas.

Hugo Chavez bei Militärparade

Chávez debe apostar por la democracia y el pluralismo, opina el PE.

DW-WORLD: ¿Ha justificado Chávez de alguna manera su decisión de no renovar la licencia a RCTV?

J. R. C.: El grupo de parlamentarios europeos del PPE que estuvo la semana pasada en Caracas trató de encontrarse con el Gobierno, pero no quisieron recibirnos, lo que lamentamos profundamente. Nosotros apelamos al diálogo. El Parlamento Europeo, incluidos los socialistas, está muy preocupado por el radicalismo y la división que se está creando en Venezuela, muy peligrosos para la paz social. Aquí el diálogo es esencial. Pero, al parecer, el Gobierno venezolano no quiso dialogar con RCTV, ni con nosotros, ni con nadie.

DW-WORLD: ¿Cree que este tipo de resoluciones tienen algún efecto?

J. R. C.: Por lo que se observa en la reacción del Gobierno venezolano, parece ser que sí. Nosotros seguimos muy de cerca varios casos en los que los derechos humanos se encuentran en peligro y yo creo que eso es muy importante. Todas las personas que han vivido bajo dictaduras y regímenes autoritarios nos lo confirman. Es un estímulo, una señal política y de coraje para los que luchan contra las arbitrariedades en todo el mundo.

En estas cuestiones, en el Parlamento Europeo tenemos muy en cuenta la opinión de nuestros colegas del este, porque son quienes más recientemente han vivido en Europa lo que significa sufrir bajo un sistema autoritario. Estos diputados son muy sensibles a estas materias y nos dicen que el posicionamiento abierto contra las injusticias de los parlamentos internacionales y los parlamentos de grandes dimensiones como es el europeo tiene un efecto político positivo.

DW-WORLD: ¿Cuál cree que podrían ser las consecuencias para Venezuela del rumbo que está tomando Chávez?

J. R. C.: Hay señales muy claras de una progresiva concentración del poder. Y el caso RCTV debe ser observado como parte de esta evolución. Nos preocupa que RCTV se quiera convertir en un ejemplo con el que intimidar a la gente, que es un método muy usado por los poderes autoritarios, atacar a uno para asustar a todos, y nunca conduce a nada bueno.

Apelamos al Gobierno de Chávez a que se fije en su Constitución, en los pactos internacionales de derechos políticos y fundamentales que Venezuela ha firmado, en la Carta Americana de Derechos Humanos, en la Declaración Internacional de Derechos Humanos y que sepa evolucionar sobre la base de principios claramente democráticos y pluralistas.

DW-WORLD: Ha nombrado usted a los eurodiputados del este por su experiencia bajo las dictaduras comunistas. En el sur de Europa, la especial relación con América Latina hace que se preste por lo general atención a la región. Pero, ¿qué hay de sus colegas del norte y el centro de Europa? ¿Se interesan ellos por lo que sucede en Latinoamérica?

J. R. C.: Bueno… depende. Está claro que países como España, Portugal, Italia, tienen más relaciones con Venezuela y por lo tanto sus opiniones públicas son más sensibles a lo que allí sucede. En otros países, los contactos entre estos pueblos son menos frecuentes y por lo tanto el interés es menor.

Pero hay países que centran su atención en la zona sobre todo porque cuentan con una gran tradición en la defensa de los derechos humanos. Me refiero, por ejemplo, a Alemania y a Suecia.

Páginas 1 | 2 | Artículo completo

DW recomienda

Enlaces externos