El museo en casa | Cultura | DW | 02.02.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

El museo en casa

Google acaba de lanzar el sitio “Art Project”, que permite a los usuarios dar una recorrida virtual por los más importantes museos del mundo.

default

Van Gogh desde la perspectiva Google.

Hoy en día para visitar las grandes capitales del mundo ya no es necesario viajar, alcanza con “navegar” hasta el sitio Internet de Google Street View, seleccionar el destino deseado, hacer clic y caminar virtualmente por las calles de París, Londres, Madrid o Buenos Aires.

Ahora el consorcio estadounidense además de coleccionar ciudades, se dedica a coleccionar arte. Valiéndose de la misma técnica empleada en Google Street View, se pueden visitar virtualmente 17 museos, entre ellos el Museum of Modern Art de Nueva York, el Museo Reina Sofía de Madrid z el Museo del Hermitage de San Petersburgo, entre otros.

Flash-Galerie Screenshot Google Art Project

Imagen del sitio www.googleartproject.com, que reúne a más de mil obras de arte del mundo entero.

Más de mil cuadros, provenientes de los museos más importantes del mundo pueden ser admirados de este modo. Pero el usuario no sólo ve la obra de arte, sino que, gracias a la técnica de 360 grados de Street View, tiene la posibilidad de recorrer virtualmente casi 400 salas de museo.

Más real que la realidad

Aunque a primera vista este tipo de proyecto puede parecer una ofensa para algunos amantes del arte muy puristas, los directores de los museos en cuestión se muestran encantados: “es un paso adelante que por primera vez museos cooperen con Google y brinden a todo el público una oportunidad sin igual de acercarse a grandes obras de arte”, opina Sir Nicholas Serota, director de la galería nacional Tate Britain.

Pero Google tiene además otro as en la manga y pone en línea un cuadro especialmente seleccionado por cada museo en una resolución nunca antes vista: cada uno de estos lienzos contiene siete mil millones de píxeles, lo cual proporciona una imagen más nítida que en la realidad.

Los dos museos alemanes participantes del proyecto son la Antigua Galería Nacional y la Pinacoteca de Berlín. Ambos museos estatales berlineses trabajaron durante 18 meses con Google para poder llevar a cabo el “Art Project”. Las obras seleccionadas para ser admiradas en alta resolución fueron en este caso “Jardín de invierno”, de Edouard Manet y “Retrato del mercader Gisze”, de Hans Holbein el Joven.

Flash-Galerie Screenshot Google Art Project

Además de obras de van Gogh, Monet o Rubens se pueden admirar los cuadros de casi 500 artistas.

Google recompone su imagen dañada

¿Pero qué interés puede tener un imperio como Google en presentarse ahora como amante al arte y además en un sitio libre de publicidad? Es posible que en Alemania esta acción sirva para recomponer un poco la imagen dañada del consorcio. La opinión pública alemana se había mostrado muy crítica frente a la intención de Google de filmar ciudades enteras, valiéndose de la tecnología Street View. Un simple clic permitía ver el barrio, la calle y la casa de un ciudadano común. Los alemanes, tan celosos de su esfera privada, temían que estos datos pudieran ser usados en su contra, por ejemplo, a la hora de presentarse para un nuevo trabajo. O simplemente, con todo el derecho del mundo, no tenían ganas de compartir esta información con el resto del planeta.

Según Günther Schauerte, director general suplente de los Museos Estatales de Berlín, “Google Art Project” es un ejemplo clásico de “patrocinio cultural, de gran efecto”. Nelson Mattos, vice-jefe de productos para Google Europa, explica su motivación de la siguiente manera: “primero nos preguntamos, ¿por qué no hacerlo si disponemos de la tecnología necesaria? Y en segundo lugar quisimos reunir toda la pintura en un único proyecto, en un sitio web.” Según informa el consorcio, la idea para este proyecto nació en el tiempo creativo de los colaboradores. Es decir, en aquel 20 por ciento del tiempo laboral del cual disponen los empleados de Google para desarrollar ideas propias.

Autora: Valeria Risi
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda