El mal del banano: un hongo muestra los límites del monocultivo | El Mundo | DW | 15.08.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

El mal del banano: un hongo muestra los límites del monocultivo

Un hongo amenaza la variante de bananos más popular en los supermercados del mundo. Su producción industrial en monocultivos genéticamente idénticos la hacen más vulnerable al contagio.¿Es posible crear un banano inmune?

El típico desayuno saludable siempre lleva banano, yogúrt y cereales.

El típico desayuno saludable siempre lleva banano, yogúrt y cereales.

El banano en Alemania es más que una fruta. En la Alemania comunista era el símbolo del bienestar de Occidente, mientras en la occidental ha pasado de ser motivo artístico y alusión a Estados fallidos a convertirse en la fruta tropical favorita. El banano, la banana, plátano o cambur, ocupa el segundo lugar entre las frutas preferidas en Alemania, después de las manzanas. Los alemanes comen, cada año, 12 kilos de banano. Y hoy por hoy, esta es "la fruta de los atletas”, gracias a sus azúcares, vitaminas, minerales y fácil digestión. 

Pero la masificación de su consumo ha obligado a la producción industrial. "Una producción en monocultivos que depende, en gran parte, de una sola variedad: la Cavendish”, recuerda a DW Gert Kema, profesor de fitopatología, de la Universidad de Wageningen, en Holanda. La variedad Cavendish, el reemplazo de una variedad extinguida por un hongo, es además una variedad genéticamente idéntica, lo que facilita su producción, a lo largo de 130 países, pero en caso de una enfermedad letal, también arriesga su total desaparición. Así, los factores anteriores han convertido la producción de Cavendish en "no sostenible”, dictamina Kema, quien ha examinado variantes de todo el mundo”.

Factores negativos de la producción de banano que se han unido en Colombia, el principal exportador de banano a Alemania, seguido de Ecuador y Costa Rica. Este 8 de agosto, Colombia declaró, por primera vez en el continente americano, la emergencia nacional por la presencia del hongo conocido como Fusarium oxysporum Raza tropical 4 (TR4) o llamado "Mal de Panamá”.

Cavendish, la variedad de banano más popular del mundo.

Cavendish, la variedad de banano más popular del mundo.

En vista de la devastación de cultivos de Cavendish en Asia, Cercano Oriente y África, la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) había advertido en 2014 del riesgo mundial de contagio con TR4. Pero en Colombia no parecen haberse tomado las reglas de higiene necesarias en las cuatro plantaciones hasta ahora diagnosticadas. "La contaminación con TR4 es muy fácil, además del agua, los humanos pueden transportar el mal”, resalta Kema: "Las esporas de dicho hongo se pegan a la ropa o a las suelas de los zapatos llevándolas así a otros cultivos”.

¿Cómo llega este hongo letal a Colombia, y de dónde? El científico insta a no especular sobre la presunta culpa de jornaleros extranjeros, porque el mal aún no ha sido detectado en otro país de América.

"Una vez detectado, ya es muy tarde”

El Instituto Colombiano de Agricultura (ICA) anunció medidas de bioseguridad, tras erradicar las plantas en las 170 hectáreas de tierras de cultivo afectadas, y ahora en cuarentena en la Guajira, fronteriza con Venezuela. El 5 de agosto, los ministros de Agricultura de toda América Latina se reunieron en Quito para prevenir nuevos brotes. Pero lo cierto es que "una vez detectado el mal, ya es muy tarde”, advierte el fitopatólogo de la Universidad de Wageningen, quien junto con el científico colombiano Fernando García, de la empresa de biotecnología KeyGene, identificaron el hongo TR4 en un proceso de secuenciación del genoma y diagnóstico molecular en muestras de plantas de la Guajira colombiana.

Por lo general, el hongo penetra la planta de banano por las raíces dañando sus canales de hidratación. Cuando sus hojas se ponen amarillas, la próxima fase es la muerte de la planta. Si bien científicos australianos afirman haber reactivado las resistencias de la variedad Cavendish contra TR4, gracias a la inyección de un gen de una variedad silvestre, el profesor Kema está convencido de que "un banano modificado genéticamente no es la solución”.

Aunque pueda ser posible "crear" un banano inmune, persisten los problemas. Kema expone dos razones: primera, porque "el monocultivo de Cavendish en cantidades industriales - la mitad de la producción mundial - continuaría siendo "insostenible”. Y segunda, porque "una fruta genéticamente modificada no será aceptada sin problemas por todos los consumidores”. Así las cosas, tanto los productores como los consumidores de banano están ante un problema: Todos le apostaron a un producto de monocultivo que ahora parece mostrar su propia inviabilidad: el hongo TR4 es tan perdurable que en los suelos afectados no se podrán volver a sembrar bananos hasta por 30 años.

(er)

Deutsche Welles es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda