El invierno pone a prueba la paciencia de los viajeros | Europa | DW | 19.12.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

El invierno pone a prueba la paciencia de los viajeros

Pistas cubiertas de nieve, viajeros malhumorados, personal estresado; en los aeropuertos no se ve otra cosa y el cuarto domingo de adviento transcurre sin esperanza de que el invierno permita a los aviones alzar vuelo.

Trabajadores del aeropuerto de Fráncfort procuran entretener a los viajeros varados en sus instalaciones.

Trabajadores del aeropuerto de Fráncfort procuran entretener a los viajeros varados en sus instalaciones.

La nieve ha impuesto un estado de excepción en los aeropuertos europeos. En el de Fráncfort del Meno, por ejemplo, 450 de 1.300 vuelos fueron cancelados en la madrugada del domingo (19.12.2010). En sus instalaciones, un número indeterminado de viajeros todavía aguarda instrucciones para abordar sus aviones con la esperanza de poder olvidar las horas de incertidumbre previas; a estas alturas, la larga espera ya ha arruinado más de una vacación navideña. “Los itinerarios de vuelo se han desfasado por completo y nada parece normalizarse porque ya se anticipan nuevos temporales de nieve”, dijo una vocera de ese aeropuerto.

El Deutscher Wetterdinest (DWD), el servicio meteorológico de Alemania, advirtió que durante el cuarto día de adviento fuertes nevadas se dejarían sentir en Renania del Norte-Westfalia, Hessen y Renania-Palatinado. En Baviera también luchan contra las grandes concentraciones de nieve para evitar ver paralizadas las actividades del aeropuerto de Múnich; este domingo, alrededor de cincuenta vuelos han sido anulados. En Hamburgo sólo se han cancelado 40 vuelos, pero se esperan otras anulaciones a medida que pasen las horas, con todo y que su cercanía al Mar del Norte le confiere a su clima un carácter templado.

Un domingo difícil

Winter Kälte Schnee Schneesturm Flugzeug Frankfurt am Main Flughafen

Un avión es descongelado y sometido a labores de mantenimiento en el aeropuerto de Fráncfort.

El aeropuerto de Hanover-Langenhagen fue cerrado durante una hora para que sus pistas pudieran ser despejadas, pero, pese a los retrasos de rigor, no se vieron escenas caóticas ni tumultos como los registrados en los aeropuertos más grandes. En general, las rutas más afectadas por anulaciones de vuelos han sido aquellas que unen a los aeropuertos germanos con los de Ámsterdam, París y Londres. Medios neerlandeses informaron este domingo que unas 3.000 personas tuvieron que pasar la noche en el aeropuerto Schiphol de Ámsterdam después de que un fuerte temporal de nieve obligara a paralizar el tráfico aéreo.

“El aeropuerto ha puesto a disposición de los viajeros 1.700 camas plegables, pero el resto durmió en sillas y bancos”, dijo un portavoz a la agencia holandesa de noticias ANP. Una situación similar se presentó en la capital francesa: 5.000 pasajeros que volaban con destino a Londres fueron dejados en París debido al mal tiempo y cientos de ellos pasaron la noche en el aeropuerto Charles de Gaulle, nada ajeno al fenómeno de los retrasos, las cancelaciones. De hecho, el aeropuerto parisino se vio obligado a cerrar dos pistas de aterrizaje debido al fuerte temporal que lo azotaba. “Va a ser un día difícil”, dijo el secretario de Estado de Transportes, Thierry Mariani.

Mal de muchos…

Schneechaos in Europa Flughafen München

Esta foto, tomada en el aeropuerto de Múnich, retrata una situación recurrente en otras capitales de Europa.

En Francia, Aviación Civil recomendó a las aerolíneas que cancelaran una cuarta parte de sus vuelos dominicales y el Gobierno hizo un llamado a los franceses de las regiones afectadas por el temporal para que sólo utilicen el automóvil en caso de emergencia, aguándole la festividad navideña a millones de personas. ¿Mal de muchos, consuelo de tontos? Digamos más bien que este invierno inusualmente frío e inclemente hermana a los pueblos europeos. Los británicos han visto interrumpidos sus planes de viaje y sus compras justo en el fin de semana que antecede a la Navidad, normalmente uno de los más agitados del año.

La Met Office, el servicio meteorológico del Reino Unido, anunció que las nevadas y temperaturas bajas seguirían castigando a los pobladores del noreste de Inglaterra y el este de Escocia, tras amainar gradualmente en el sur de Inglaterra. Los inviernos suelen ser poco intensos en Gran Bretaña, pero el de 2009 fue el más frío de las últimas tres décadas y este diciembre podría convertirse en el más frío desde 1910 si las temperaturas registradas en la segunda quincena del mes son tan bajas como las de la primera. Mientras tanto, los medios dan por hecho que este es el invierno más duro que se haya vivido en Irlanda del Norte en el último cuarto de siglo.

De Oriente hasta Occidente

Winterchaos

También en el aeropuerto londinense de Gatwick la nieve hizo de las suyas.

La ola de frío y las fuertes nevadas también han causado múltiples inconvenientes en el tráfico aéreo y las carreteras de Bélgica: casi 4.000 pasajeros quedaron varados este sábado (18.12.2010) en el aeropuerto de Bruselas. Los viajeros se vieron obligados a pasar la noche en instalaciones de la terminal aérea; sus vuelos fueron desviados desde otros aeropuertos, sobre todo desde Londres. La situación se ve agravada porque muchas personas procedentes de China, Corea del Sur, Kuwait y Estados Unidos no cuentan con visado para Bélgica y, en consecuencia, no pueden abandonar el área de pasajeros en tránsito.

En Hungría, donde las temperaturas alcanzaron los 15 grados bajo cero, el aeropuerto de Budapest permaneció cerrado, dejando claro que, de Oriente a Occidente, Europa sigue estando en las garras de un invierno muy intenso.

Autor: Evan Romero-Castillo / dpa / Reuters
Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda