El caso Uli Hoeness aún no está cerrado | Deportes | DW | 14.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

El caso Uli Hoeness aún no está cerrado

Al renunciar a la presidencia del Bayern, y al derecho a apelar la sentencia que lo envía a la cárcel, Uli Hoeness pone un punto y aparte a su caso judicial. Pero aún falta el punto final, que es potestad de la Fiscalía.

Pese a que, en una declaración pública, Uli Hoeness aceptó la sentencia de tres años y medio de prisión por evasión de impuestos al manifestar que no interpondrá ningún recurso en su contra, el proceso por evasión fiscal al que es sometidom por la Justicia aún no se ha cerrado definitivamente.

La Fiscalía, que en busca de una condena más drástica puede también apelar la decisión del juez, informó que se tomará un tiempo para estudiar si hay razones para compartir el fallo, o si por el contrario existen argumentos que respalden la petición que hizo originalmente de sentenciar a Hoeness a cinco años y medio de cárcel.

Un arma de doble filo

La decisión de la corte no tendrá plena vigencia hasta que la Fiscalía se pronuncie al respecto y comunique oficialmente si hará uso del recurso de apelación, lo cual, según anunció un vocero de la institución, solo ocurrirá la próxima semana. De hacerlo, el caso por evasión de impuestos de Uli Hoeness volvería a tomar vuelo en una instancia judicial superior, esta vez a partir de las cifras de evasión reveladas esta semana en la corte.

Es decir, en vez de los 3,5 millones de euros con los cuales arrancó el juicio actual, la base para la revisión serían los más de 27 millones con los que terminó. Por esta razón una apelación del proceso -de la que desiste Hoeness- puede resultar siendo un arma de doble filo para el acusado.

En Alemania, la decisión del ahora expresidente del Bayern ha sido recibida de forma positiva. Hoeness justificó la renuncia a apelar como el resultado de “mi comprensión de lo que es decencia. Evadir impuestos fue el error de mi vida, y aceptaré las consecuencias de ello”, dijo en su declaración pública. La propia canciller alemana, Angela Merkel, comentó la postura de Hoeness diciendo: “la forma en la que acepta el fallo me merece el más alto respeto”.

Preparando su ingreso a prisión

Una vez la Fiscalía le ponga punto final al proceso, y la sentencia quede en firme, Uli Hoeness ingresará a prisión para pagar su condena. Ello sucederá en las próximas semanas, cuando la cárcel de la población de Landsberg am Lech, al sur de Múnich, comunique la disponibilidad de una celda para su nuevo reo.

Las instalaciones presidiarias donde será recluido Hoeness son famosas internacionalmente porque allí estuvo preso, entre 1923 y 1924, Adolfo Hitler, quien durante su estadía escribió el libro “Mi lucha”, que luego sería la base ideológica del régimen nazi.

El expresidente del Bayern, Uli Hoeness, podrá regresar a la libertad tras haber pasado un mínimo de 21 meses en prisión, y un máximo de 28. Esto es así porque el sistema penal alemán contempla para el delito de evasión de impuestos una liberación anticipada tras cumplirse dos tercios de la condena.

Además, es muy probable que a la vuelta de unos pocos meses, cuando las directivas del centro penitenciario de Landsberg am Lech hayan podido evaluar su conducta, Uli Hoeness ya pueda pasar la mayor parte del día con los suyos, e incluso regresar a su oficina en el Bayern Múnich, lo cual es posible gracias al programa “Prisión de puertas abiertas”, que contempla ese tipo de recompensas por buen comportamiento.

DW recomienda

Publicidad