El agua, un gran problema y un gran mercado | América Latina | DW | 25.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

El agua, un gran problema y un gran mercado

Nuevos proyectos europeos juntan a la ciencia y la industria en busca de soluciones a los problemas que plantea el agua. Bruselas, a nivel global, quiere apoyar la gestión sostenible del agua. Y asegurarse mercados.

En el lanzamiento en Bruselas de nuevos proyectos, “la innovación en el campo del agua es una prioridad para la Comisión Europea”, dijo a DW Robert Schröder, experto de la sección de Medio Ambiente. Se buscan soluciones innovadoras a los problemas que representa el agua; soluciones que conjunten la perspectiva de la demanda, de la oferta tecnológica con criterios de sustentabilidad medioambiental y económica.

“Queremos crear oportunidades de mercado dentro y fuera de Europa, también en América Latina, a la vez que apoyar la implementación de directrices europeas del agua”, explica Schröder.

El panorama

Los cauces se desbordan en los ríos de Alemania. En la francesa Lille, el 30 por ciento del agua potable se pierde en el proceso de distribución. En el Mediterráneo, la escasez golpea a la agricultura, pero las represas hidroeléctricas se desbordan en tiempos de lluvia y las inundaciones afectan a las poblaciones. Los residuos metálicos de las industrias mineras y del acero llegan a los ríos y llegan a poner en peligro vidas.

Robert Schröder Wasser Experte Europäische Kommission

Robert Schröder, especialista en Medio Ambiente de la Comisión Europea.

El cambio climático, el uso de los suelos, la industrialización y la polución y el mal manejo de los ecosistemas acuáticos tienen a los sistemas hídricos bajo presión. Europa cuenta con que para el 2030 el 47 por ciento de su población vivirá en zonas con “estrés de agua”.

Con este telón de fondo, once consorcios europeos trabajarán durante los próximos cuatro años en busca de soluciones. “Tenemos áreas prioritarias, entre ellas agua y energía, riesgos de inundación, gerencia del agua, tratamiento del agua y residuales y recuperación de recursos como el fósforo”, explica Schröder. Las soluciones van desde la aplicación de biomasa proveniente de la remolacha para recobrar de las aguas residuales metales pesados hasta nuevos software para optimizar una planta hidroeléctrica.

Muchos beneficiarios

“En la cuenca del Guadalorce, en la provincia de Málaga, vamos a desarrollar una herramienta que permita a la presa de la hidroeléctrica evacuar el agua poco a poco para evitar que la presa se desborde”, explica a DW Arturo Buenaventura, de Abengoa Water de la Plataforma Española de Tecnologías Ambientales. Ésta participa en el consorcio del proyecto europeo en el cual hay empresas y centros de investigación también de Francia, Portugal. Y autoridades locales.

Arturo Buenaventura, director de Abengoa Water

Arturo Buenaventura, director de Abengoa Water

¿Quién se beneficia del proyecto? “Las comunidades locales que verán reducidas las inundaciones, la hidroeléctrica que gestionará mejor sus recursos y la Junta de Andalucía, que ha promovido una solución más sostenible para su región”, dice Buenaventura. Se trata de demostrar la validez de esta herramienta. Y de abrir puertas: “Justamente, la persona encargada del proyecto está en México vendiendo nuestra solución”.

“People-planet-profit”

El posible mercado es muy grande. De los 198 países del planeta, sólo 10 tienen abundancia de agua. A nivel mundial, según datos de Naciones Unidas, 783 millones de personas siguen sin acceso a agua limpia y, según datos de la OCDE, entre el año 2000 y el 2050, 3.900 millones de personas se enfrentarán a problemas originados en cuencas hidrográficas.

Y aunque América Latina es la región más rica del mundo en agua dulce, su tratamiento, su distribución, la recuperación de aguas residuales y su gestión en la agricultura plantean grandes desafíos. Y grandes oportunidades de aplicar las nuevas tecnologías medioambientales.

Fuente de agua en Bolivia.

Fuente de agua en Bolivia.

Así, con el lema de conjuntar “people-planet and profit”, el ejecutivo europeo anda en busca de socios para que en el marco subvencionado del programa Horizonte 2020, de la ayuda oficial al desarrollo, o de los nuevos “Action groups”, se encuentren la innovación tecnológica, la demanda, las autoridades locales, la tecnología y el medio ambiente.

“Nuestro propósito es ayudar a solucionar el problema del agua”, dice Schröder. “Globalmente. Y si hay una solución que pueda ser aplicada, por ejemplo, en América Latina, queremos a la vez asegurarnos la oportunidad de mercado”, concluye.

DW recomienda