Ejército sirio propina dura derrota a los rebeldes | El Mundo | DW | 15.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ejército sirio propina dura derrota a los rebeldes

Fuerzas leales del Gobierno consiguieron romper un bloqueo que duró seis meses y luchan para recuperar una carretera que es clave.

Estuvieron seis meses bloqueados, pero ya no. Las tropas leales al Gobierno de Bashar al-Assad propinaron un duro golpe a los rebeldes al romper la resistencia de los alzados y hacerlos retroceder en el norte de Siria, donde ahora se combate duramente por el control de una carretera clave, informaron este lunes (15.04.2013) medios estatales y opositores.

El domingo los soldados del régimen consiguieron expulsar de las bases militares de Wadi al-Deif y Hamidiya, en la provincia de Idlib, a los alzados, quienes contraatacaron el lunes, sin suerte debido a que sus fuerzas están debilitadas por luchas internas y a que debieron desplegar efectivos en otras batallas, aseguraron activistas citados por Reuters.

Con este avance, las fuerzas del Ejército sirio podrían recapturar la principal ruta hacia Alepo, la ciudad más grande de Siria, y mejorar sus frágiles líneas de suministro en el corazón del norte del país, en gran parte en manos del los rebeldes. Alepo también ha sido centro de crudos combates en los últimos meses y la ciudad está destruida por ello.

Buen triunfo, pero no decisivo

Muchas zonas rurales y pueblos provinciales han quedado bajo mando opositor, especialmente en el norte del país, hasta donde avanzan desde la frontera con Turquía y el sur de la provincia de Deraa, cerca de Jordania. Pero hasta el momento se han mostrado incapaces de atacar el centro de la capital siria, Damasco.

Marzo fue el mes más sangriento en lo que va del conflicto, que comenzó como un movimiento de protesta contra las cuatro décadas de la familia Assad en el poder pero que avanzó hasta transformarse en una creciente guerra civil sectaria en la que han muerto al menos 70.000 personas, según cifras de la ONU.

El avance del Ejército no fue aún una victoria decisiva pero podría reabrir frentes de batalla en el norte, donde los rebeldes habían logrado una cierta ventaja estratégica, agregó Abdelrahman. El conflicto sirio, que se ha expandido hacia algunos países vecinos, ha aumentado la tensión sectaria en la región.

DZC (Reuters, Europa Press)

DW recomienda

ADVERTISEMENT