Ejército brasileño realiza enorme operativo en Río de Janeiro | Brasil en DW | DW | 06.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Brasil

Ejército brasileño realiza enorme operativo en Río de Janeiro

La operación bautizada como “Onerat” responde a una segunda etapa en el programa impulsado por el Gobierno para controlar la ola delincuencial de la ciudad carioca.

Al menos cinco mil efectivos militares y policiales fueron los que efectuaron un megaoperativo en las favelas de Río de Janeiro.  La acción se enmarca en el programa encabezado por el Gobierno de Temer para controlar la ola delictual de la ciudad más turística de Brasil.

El saldo de la operación "Onerat”, como la bautizaron, fue de dos muertos y 20 detenidos. Sin embargo en esta intervención se espera la detención de unas 50 personas que se encuentran con orden de captura en las comunidades de los complejos de Jacarepagua, Lins y Sao Joao. En el inicio de la operación se incautaron vehículos, tres pistolas, una granada y droga, cuya cantidad se desconoce.

Más información:

Brasil: Río amanece rodeada de militares

Brasil desplegará miles de militares por ola de violencia

"Vamos permanecer en la zona hasta que se cumplan los objetivos. Pueden ser 24 horas,el fin de semana, tres días o 15 días. El objetivo es bloquear el crimen organizado", dijo el ministro de Defensa, Raul Jungmann, a TV Globo.

Por tercera vez en un año, el aumento de la violencia en Río llevó al Gobierno de Brasil a autorizar, la movilización de hasta diez mil soldados y agentes de cuerpos de seguridad de otros estados. La grave crisis económica que ahoga al estado de Río ha contribuido a disparar los niveles de inseguridad, con una media de 20 muertes violentas diarias y 93 policías asesinados en lo que va de año. Solo entre enero y marzo se han contabilizado 1.870 asesinatos en el estado de Río.

No obstante, Amnistía Internacional alertó contra el impacto de la militarización de la ciudad y consideró que un aumento de la Policía y el Ejército en las calles no es la solución al problema de violencia.

MN (efe,dpa)

DW recomienda