EE.UU. “no está interesado en espiar a gente común” | El Mundo | DW | 09.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE.UU. “no está interesado en espiar a gente común”

En una larga conferencia de prensa antes de partir de vacaciones, barack Obama habló de terrorismo, Snowden, Rusia y otros temas.

Cerca de una hora duró la conferencia de prensa que ofreció el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, antes de partir de vacaciones con su familia. En el encuentro con los periodistas de la Casa Blanca, respondió preguntas de todos los temas de candente actualidad, como las relaciones con Rusia, el espionaje y la seguridad tras las presuntas amenazas terroristas de Al Qaeda.

Sobre el espionaje, por ejemplo, Obama reconoció que “podemos y debemos ser más transparentes”. Las denuncias realizadas por el exanalista de la NSA, Edward Snowden, permitió que se debatiera sobre el tema y surgieran dudas sobre los programas de vigilancia. “No es suficiente para mí, como presidente, tener confianza en estos programas. El pueblo estadounidense también debe confiar en ellos”.

Precisamente por ello, el mandatario sostuvo que tomaría medidas para mejorar la supervisión de la vigilancia y restaurar la confianza en estos programas. “Dada la historia de abuso de los gobiernos, es correcto hacerse preguntas sobre vigilancia, particularmente en momentos en que la tecnología está rediseñando cada aspecto de nuestra vida”, dijo.

“Snowden no es un patriota”

Al ser consultado sobre si creía que Snowden era un patriota, Obama contestó que “no creo que Snowden sea un patriota. El hecho es que él ha sido acusado de tres delitos”. Aprovechó la oportunidad para pedirle al técnico, que está asilado en Rusia, que retorne a Estados Unidos y enfrente a la Justicia. “Si cree que lo que hizo es correcto, puede venir aquí, comparecer ante el tribunal y defender su caso”, aseguró.

El asilo otorgado por Moscú tensionó aún más las relaciones entre EE.UU. y Rusia. Sobre ello, Obama sostuvo que ambos Estados siempre han tenido una relación tensa, y que ahora era el momento apropiado para reevaluar su posición ante Moscú. Sin embargo, dijo que en ningún caso puede decirse que él tenga una “mala relación personal” con Vladimir Putin.

Sobre el mismo país, que ha tomado una serie de medidas antigay que han puesto en cuestión la viabilidad de los Juegos Olímpicos de Invierno de Rusia, donde participarán atletas homosexuales, Obama dijo que la mejor manera de “rechazar” la polémica ley antigay rusa es con medallas. “No creo que sea apropiado boicotear los juegos. Una de las cosas que verdaderamente ansío es que algunos atletas gays o lesbianas traigan a casa un oro, una plata o el bronce”.

En referencia al terrorismo, el presidente de Estados Unidos aseguró que estaba tomando todas las medidas para proteger a los ciudadanos de su país contra las operaciones de Al Qaeda y ayudar a aquellos países cuyas fuerza de seguridad son demasiado “débiles” para enfrentar la amenaza.

DZC (Reuters, dpa, CNN)

Publicidad