EE. UU. evita un cese de pagos de consecuencias globales | Economía | DW | 17.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

EE. UU. evita un cese de pagos de consecuencias globales

Estados Unidos logró impedir una crisis de consecuencias mundiales al aprobar a último momento un acuerdo que permitirá la reapertura inmediata del Gobierno federal y, sobre todo, evitar el primer default de su historia

Según los expertos, de no haberse logrado dicho acuerdo, eso hubiese tenido "catastróficas" repercusiones a nivel global. El suspiro de alivio final llegó con la aprobación en la Cámara de Representantes, ya entrada la noche, del acuerdo bipartidista que pone al menos un punto aparte a una crisis que ha tenido al mundo en vilo las pasadas semanas.

Un total de 285 congresistas votaron a favor frente a 144 que lo hicieron en contra de la solución de compromiso cuyos detalles fueron ultimados por los líderes republicanos y demócratas en el Senado esta misma jornada, y que, poco ante,s también había sido sancionada en la cámara alta con 81 votos a favor y 18 en contra.

De este modo, se puede dar por terminada, al menos por el momento, una crisis que mantuvo el gobierno en cierre administrativo durante 16 días y que puso a Estados Unidos al borde de un default peligroso para todo el mundo, ya que para su implementación sólo restaba la firma del presidente, Barack Obama, quien lo hizo inmediatamente después de recibir el texto en la Casa Blanca, poco después de la medianoche local.

Se elevará el techo de deuda de EE. UU.

El pacto, forjado por el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, y el de

Ver el video 01:29
Now live
01:29 minutos

Estados Unidos logró evitar el impago

la minoría republicana, Mitch McConnell, establece que el techo de la deuda sea elevado de tal forma que Estados Unidos siga teniendo liquidez al menos hasta el 7 de febrero de 2014.

Además, prevé aprobar la liberación de fondos suficientes como para reabrir el gobierno, que llevaba dos semanas cerrado, y mantenerlo funcionando hasta el 15 de enero, lo que elimina la amenaza de un nuevo cierre administrativo del ejecutivo que envíe de nuevo a cientos de miles de funcionarios a casa sin paga antes de la delicada época de Navidad, crucial entre otros para la economía.

Asimismo, se compromete a convocar una negociación conjunta de legisladores de ambos partidos, la denominada "conferencia" parlamentaria, para buscar un nuevo acuerdo sobre políticas fiscales de largo plazo a ser presentado antes del 13 de diciembre. Aunque no es una solución definitiva, el presidente, Barack Obama, se apresuró a saludarla luego de la decisión hubo pasado la primera votación en el Senado.

"Empezaremos a reabrir nuestro gobierno de inmediato y podremos empezar a despejar la nube de incertidumbre e inquietud de nuestras empresas y de los estadounidenses", dijo Obama desde la Casa Blanca. "Tenemos mucho trabajo por delante", empezando por "la necesidad de volver a ganarnos la confianza de los estadounidenses que se ha perdido en las últimas semanas", subrayó el mandatario, quien también instó tanto a sus demócratas como a la oposición republicana a "abandonar la costumbre de gobernar mediante crisis".

¿Puede repetirse la crisis?

Su secretario del Tesoro, Jack Lew, también se felicitó por un acuerdo que, afirmó, permitirá mantener la "total confianza y crédito" del país ante los mercados

Ver el video 01:14
Now live
01:14 minutos

EE. UU.: deudas y paralización del Estado

internacionales. Consultado brevemente al final de su alocución sobre si la crisis podría volver a repetirse en pocos meses, cuando expiren los nuevos plazos, Obama respondió hoy con un rotundo "no" que provocó las risas de los periodistas congregados.

Pero no todos tienen la misma confianza en que este episodio no se repetirá, sobre todo teniendo en cuenta que no es la primera vez que Estados Unidos se asoma peligrosamente al abismo fiscal en la era Obama. De hecho, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, saludó el "importante y necesario" paso dado por el Congreso para poner fin a la crisis, pero subrayó que en el futuro "será esencial reducir la incertidumbre que rodea a la política fiscal mediante la elevación del techo de la deuda de forma más duradera".

CP (dpa, rtr, afp)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema