Ecuador: alerta naranja por actividad en volcán Tungurahua | América Latina | DW | 02.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Ecuador: alerta naranja por actividad en volcán Tungurahua

Se registraron dos explosiones, así como una columna de humo y caída de ceniza que obligó a las autoridades a pasar de la alerta amarilla a su fase siguiente.

La mañana de este domingo (02.02.2014) comenzó la evacuación de ganado en las cercanías del volcán Tungurahua, que presentó en las últimas horas actividad por medio de la expulsión de cenizas. Si bien este domingo descendió su actividad, las autoridades han optado por mantener la alerta naranja, como medida de precaución. El Tungurahua se encuentra en erupción continua, aunque con altibajos, desde 1999.

La experta del Instituto Geofísico ecuatoriano, Alexandra Alvarado, declaró al diario La Hora que el volcán sigue “activo, pero no tanto como el sábado en la tarde. Ha bajado un poco la actividad, pero todavía se considera alta. Ahora la nube de ceniza ya cambió de dirección y parece que se está dirigiendo hacia el sureste, lo que afectará sobre todo a la provincia de Chimborazo”. Las autoridades comenzaron, asimismo, labores de limpieza en algunas localidades.

La alerta naranja declarada el 1 de febrero es la etapa previa a la alerta roja, de máxima peligrosidad. La Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos manifestó que la medida fue decretada para zonas de alto riesgo, como las provincias de Tungurahua y Chimborazo, al sur de Quito, que están en la zona de influencia del volcán, que mide 5.029 metros de altura y presentó su mayor actividad en 2006, cuando su lava arrastró un poblado y mató a seis personas.

El Tungurahua en 2010.

El Tungurahua en 2010.

Explosiones moderadas

La alerta amarilla estaba vigente desde noviembre pasado. Con la declaración de la alerta naranja, los Comités de Operaciones de Emergencia deben estar preparados para lanzar “acciones que se requieran para proteger a la ciudadanía, así como afrontar cualquier situación negativa que se pudiere generar por la catástrofe que está ocurriendo”. Además, debe estar todo preparado para prestar ayuda humanitaria, de ser preciso.

Junto al aumento de las erupciones, este sábado “se registraron dos explosiones de tamaño moderado con columnas de ceniza de 5 kilómetros de altura sobre la cumbre”, informó el Instituto Geofísico en un comunicado. Al mismo tiempo, las Fuerzas Armadas movilizaron a unos 2.200 efectivos, además de diez camiones militares, para llevar adelante las labores de evacuación.

Las autoridades han solicitado a la población que se proteja la nariz con tela húmeda y se cubra los ojos con gafas, debido a la presencia de cenizas en el aire que pueden provocar irritaciones en las vías respiratorias. En 1999, unos 18.000 habitantes de Baños fueron evacuados al entrar en erupción el Tungurahua. La gente pudo regresar en el año 2000 a esa población, que recibe un millón de turistas al año, según autoridades locales.

DZC (Europa Press, AFP, La Hora, La Prensa)

DW recomienda