Disidentes cubanos denuncian arresto de conocido activista | América Latina | DW | 25.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Disidentes cubanos denuncian arresto de conocido activista

José Daniel Ferrer habría sido detenido tras reunirse con diplomáticos europeos en La Habana, de acuerdo a cercanos al opositor.

Justo cuando Cuba se prepara para recibir a los líderes de 33 países para la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), miembros de la disidencia realizaron una denuncia. Según informaron este sábado (25.01.2014) a la agencia AFP, uno de sus líderes más renombrado, el activista José Daniel Ferrer, habría sido detenido y trasladado a un lugar desconocido.

Elizardo Sánchez, fundador y líder de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (un grupo ilegal, pero tolerado por el régimen), aseguró a la agencia AFP que Ferrer “fue arrestado el viernes en la tarde cerca de mi casa, donde había estado de visita”. Sánchez agregó que “no tenemos idea de dónde está”, señalando que la detención de su amigo era “arbitraria”.

Ferrer se había reunido con diplomáticos europeos en La Habana, de acuerdo al testimonio de los activistas. Posteriormente se informó que estos eran los embajadores de España y Holanda. Líderes opositores al régimen de Raúl Castro temen que la detención forme parte de una decisión gubernamental, teniendo en vista el pronto inicio de la cumbre de la Celac. Se habla de “detenciones preventivas”.

Quería realizar cumbre paralela

La cumbre de la Celac se llevará a cabo entre el martes y el miércoles de la semana entrante, y en ella participarán jefes de Gobierno y altas autoridades, incluido el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. Ferrer, que vive en Santiago de Cuba, organizaría su propia cumbre con disidentes opositores a la par con la reunión de Celac.

Tras conversar con el embajador de España, Juan Francisco Montalbán, Ferrer le dijo a un amigo que lo llevó al lugar que podía retirarse, que él caminaría hasta la casa de Sánchez, donde lo esperaban a las tres de la tarde. Sin embargo, ni él ni su esposa, Yusmila Reyna, llegaron a la hora pactada. Intentos por contactarlo vía teléfono móvil fueron infructuosos. Consultadas por la embajada española, las autoridades cubanas dijeron desconocer el paradero de Ferrer.

Desde la muerte de Oswaldo Payá, en 2012, Ferrer es la cara visible de la disidencia cubana. Ya antes se le había advertido que no se permitiría la reunión que éste organizaba bajo el alero del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL). BBC asegura que la disidencia ha denunciado otros arrestos y gestos intimidatorios por parte de las autoridades cubanas. Ferrer, quien estuvo ocho años en prisión tras ser arrestado en 2003 junto a otros 74 opositores detenidos entonces, lidera la Unión Patriótica de Cuba.

DZC (AFP, BBC, Diario ABC)