Dinamarca quiere privar de ayuda a sus ciudadanos yihadistas | Europa al día | DW | 16.11.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Dinamarca quiere privar de ayuda a sus ciudadanos yihadistas

El gobierno danés anunció el sábado (16.11.2019) que quiere privar de ayuda consular a los yihadistas daneses que salieron a combatir al extranjero, principalmente a las filas del grupo Estado Islámico en Siria y en Irak. "A los combatientes que se fueron a Siria y a Irak para luchar con el EI, no les debemos absolutamente nada", escribió en su cuenta de Twitter el ministro danés de Relaciones Exteriores, Jeppe Kofod.

"Por eso estamos tomando medidas contra el acceso de los combatientes extranjeros a la asistencia consular del Ministerio de Relaciones Extranjeras y de las representaciones danesas en el extranjero", prosiguió. La ayuda consular, explica la agencia de prensa local Ritzau, consiste generalmente en visitas a las prisiones y en un diálogo con las autoridades en relación con las condiciones de detención.

Esta medida, si es aprobada por el Parlamento, podría "aplicarse a todos los combatientes extranjeros que viajen y se sumen al Estado Islámico u otros movimientos terroristas", declaró Kofod a Ritzau. "Dinamarca no debe verse obligada a ayudar a las personas que nos han dado la espalda, que representan una amenaza para la seguridad de Dinamarca y que luchan contra todo lo que defendemos", añadió.

Tras la ofensiva turca en Siria, que obliga a los miembros del EI a abandonar la región, Dinamarca anunció en octubre querer privar de la nacionalidad danesa a los yihadistas binacionales que partieron al extranjero, a fin de impedirles regresar a territorio nacional.

A inicios de septiembre, el Ministerio de Justicia estimó en 36 el número de yihadistas procedentes de Dinamarca que se encontraban en las zonas de combate. De ellos, diez tenían un permiso de residencia que les fue retirado y 12, de nacionalidad danesa, están presos. (AFP)

DW recomienda