Declaración de la ONU no apaga la violencia en Siria | El Mundo | DW | 22.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Declaración de la ONU no apaga la violencia en Siria

En la provincia de Idlib murieron al menos seis personas. Fuerzas del gobierno también bombardearon la provincia central de Homs por tercer día consecutivo.

El régimen de Siria continúa la violenta ofensiva contra la oposición, a pesar del llamamiento del Consejo de Seguridad de la ONU para que se ponga fin al derramamiento de sangre: hoy las tropas del gobierno asaltaron Hama, otro de los focos de las protestas, según indican activistas.

En la provincia de Idlib murieron al menos seis personas. Turquía en tanto afirmó haber perdido la esperanza en las promesas del régimen del presidente Bahar al Assad y tiene todavía menos esperanzas en que se puedan producir unas negociaciones productivas. "Al Assad hizo promesas a la cara que nunca ha cumplido", dijo en Viena el ministro de Asuntos Exteriores turco, Ahmet Davutoglu.

Los soldados del régimen, acompañados de 90 tanques, avanzaron en la ciudad de Hama, según relató a dpa Saleh al Hamawi, un activista en esta ciudad del centro del país.

"A los hombres se les ordenó quitarse la ropa y formar una fila en el centro de la ciudad. Posteriormente fueron llevados en autobuses e un lugar que se desconoce", añadió. Por ahora no hay informaciones sobre bajas, agregó.

Las fuerzas del gobierno también bombardearon la provincia central de Homs por tercer día consecutivo, indicaron los activistas.

Las noticias procedentes de Siria no pueden ser verificadas debido al bloqueo mediático impuesto por el gobierno de Damasco.

El miércoles el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó un declaración presidencial sobre Siria tras siete meses de negociaciones. En este documento, que no tiene la fuerza de una resolución, el gremio expresa "su profunda preocupación por el deterioro de situación".

Desde el inicio de las protestas hace un año han muerto más de 8.000 personas, según estimaciones de la ONU. En los últimos meses la violencia no ha hecho mas que escalar.

El Ejército sirio ha tomado en semanas recientes el control del barrio de Baba Amr, en Homs, la ciudad de Idlib y Deir as Sour, en la frontera con Irak.

De nuevo hoy hubo ataques, según la oposición, en varias regiones de la provincia de Idlib en la frontera con Turquía, así como en la provincia de Homs. También en las afueras de Damasco hubo ataques en la localidad de Harasta. En la provincia de Daraa, en el sur, murió un soldado durante un ataque de desertores contra un vehículo militar.

La Unión Europea prevé endurecer de nuevo las sanciones al presidente y su entorno, mientras que el ministro turco Davutoglu el viernes se entrevistará en Bruselas con representes del bloque para sondear la posibilidad de una coalición amplia con la que se pueda poner fin pronto al conflicto.

La Liga Árabe está implicada también en esta iniciativa, dijo e Davutoglu. "También queremos hablar sobre Irán", dijo el ministro. Teherán es uno de los principales apoyos regionales del régimen de Al Assad.

DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda