De Hitler a Diana: el director de cine Oliver Hirschbiegel | Cine | DW | 09.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

De Hitler a Diana: el director de cine Oliver Hirschbiegel

Hace diez años adquirió fama con el filme “El hundimiento”: la reconstrucción de los últimos días de Adolfo Hitler le valió a Hirschbiegel una nominación para un Oscar. Ahora se estrena en Alemania su película “Diana”.

Adolfo Hitler y la princesa británica Diana, extraterrestres y el grupo paramilitar norirlandés IRA: los protagonistas de las películas de Oliver Hirschbiegel no podían ser más diferentes entre sí. ¿Quién es este cineasta alemán conocido hoy a nivel internacional?

Su carrera comenzó con series para TV. Nacido en Hamburgo, comenzó a estudiar artes plásticas en la Universidad de Arte de Hamburgo, y pasó luego a estudiar artes cinematográficas. Sus primeros éxitos los logró como artista de performance y creador de un videomagacín. Al mundo del cine se aproximó a través de la televisión, como asistente en la producción de una serie.

Primer éxito con un experimento

Su primero trabajo para el cine fue en 2001, como director de “El experimento”. La trama de la película está basada en un experimento de la Universidad de Stanford, Estados Unidos, de comienzos de los años 70, en el que se analizó el comportamiento de seres humanos en una situación de cárcel. La puesta en escena de Hirschbiegel fue todo un éxito.

Filmszene Diana Regisseur Oliver Hirschbiegel

Escena de "Diana"

Luego de un pequeño filme (“Mi última película”, con Hannelore Elsner en el papel protagónico), llegó el gran momento del Hirschbiegel: Bernd Eichinger, el más exitoso productor de cine alemán, lo eligió como director para la película “El hundimiento”. El filme sobre los últimos días de Hitler y sus más estrechos colaboradores fue un espectacular éxito de público. Bruno Ganz en el papel de Adolfo Hitler se transformó en una marca de la cultura alemana en el exterior. Millones de personas vieron “El hundimiento” en el cine. La película estuvo muy cerca de ganar un Oscar.

“El hundimiento” le abre posibilidades

La opinión de la mayor parte de los críticos de cine sobre “El hundimiento” fue negativa. Muchos dijeron que se trataba más de un filme de Bernd Eichinger que del director. No obstante, la película le abrió a Hirschbiegel muchas posibilidades.

Filmszene Der Untergang

Escena de "El hundimiento"

Luego de “El hundimiento”, con un presupuesto millonario, rodó, sin embargo, nuevamente una película de bajo costo: “Un judío común y corriente”, una especie de contrapropuesta a la pomposa obra sobre Hitler. En el filme se relata la historia de un judío llamado a pronunciar un discurso sobre su vida en la Alemania de posguerra.

Después se marchó a Hollywood. Su película de ciencia-ficción “Invasión” (2007), con Nicole Kidman en el papel protagónico, fue un fracaso, tanto de público como entre los críticos. Dos años más tarde retornó a la senda del éxito. En la producción británico-irlandesa “Cinco minutos en el cielo” relata un episodio del conflicto en Irlanda del Norte de en 1975: una película política apasionante, con la que ganó un premio en el Festival Sundance, en Estados Unidos. En Alemania, sin embargo, el filme tuvo poco eco. En 2011, Hirschbiegel retorna a la televisión y pone en escena la serie “Borgia”, con actores de nivel internacional.

Duras críticas a “Diana”

Filmszene Five Minutes of Heaven

Escena de "Cinco minutos en el cielo"

"Diana" es la sexta película de Hirschbiegel para el cine. El estreno mundial tuvo lugar en septiembre de 2013 en Londres. En el filme se reconstruyen los dos últimos años de vida de la princesa Diana, fallecida trágicamente en un accidente en agosto de 1997, y su relación sentimental con el cirujano cardiaco pakistaní Hasnat Khan. La reacción de la prensa británica fue muy negativa: “Vergonzante, terrible, impertinente”, escribió “The Times”. Otro diario dijo que, con la película, “Lady Di” había fallecido una segunda vez.

Por qué osó aproximarse a ese tema tan británico, se le preguntó a Hirschbiegel ante del estreno. “Como alemán no me identifico tanto como los propios británicos con lo que sucede en este país”, respondió el cineasta. Y agregó: “Me pareció que podía hacer una película tan auténtica, honesta y realista como fuera posible”, agregó, “sin miedos ni resquemores”.

En Gran Bretaña, el filme fue un fracaso, tanto de público como de crítica. También en los Estados Unidos y Canadá, donde comenzó a exhibirse en noviembre, fue recibido fríamente. Aún está por verse qué eco tendrá en otras partes del mundo, donde no se practica tanto un “culto” a la princesa Diana. Algo parece, sin embargo, seguro: la carrera del director de cine Oliver Hirschbiegel continuará entre grandes producciones y pequeños filmes y proyectos para televisión.

Autor: Jochen Kürten/PK

Editor: Enrique López Magallón