Día Mundial del Libro: literatura en alemán para la cuarentena | Cultura | DW | 23.04.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cultura

Día Mundial del Libro: literatura en alemán para la cuarentena

DW le presenta una diversa selección de diez grandes obras ya traducidas al español para estos días de aislamiento en casa.

El mundo sería un lugar peor sin literatura. Las historias no solo nos distraen, también nos hablan de lo que somos, lo que podríamos ser, y nos empoderan para cuestionar las injusticias.

La premisa cobra especial importancia en estos días de cuarentena a raíz de la pandemia del nuevo coronavirus. El confinamiento también sería pero si no fuera por las ficciones que nos transportan a tiempos y lugares lejanos, a mundos imaginados; que también nos consuelan diciéndonos, a través de sus personajes: de esta saldremos.

Como muchos otros establecimientos, librerías de toda América Latina han tenido que echar el cierre temporalmente para contribuir a los esfuerzos de aplanar la curva. En Barcelona las Ramblas echarán de menos las rosas y los puestos de los libreros que dan vida cada año al día de Sant Jordi, pero es el momento de quedarse en casa. A ser posible, con una pila de lecturas pendientes.

Este 23 de abril, DW quiere celebrar con ustedes el Día Mundial del Libro con un homenaje a una serie de escritores y escritoras en lengua alemana cuyos títulos han cautivado al público a ambos lados del Atlántico. Algunos los habrá leído, otros quizás estén cogiendo polvo en su mesilla, de otros habrá oído hablar, alguno seguro que será un descubrimiento. Aquí van nuestros "Diez buenos libros (escritos en alemán) para Latinoamérica”. Feliz lectura.

El honor perdido de Katharina Blum, de Heinrich Böll

Es imposible hablar de la literatura alemana de posguerra sin hablar de Heinrich Theodor Böll. El Nobel de Literatura nacido en Colonia, que acabó estando fuertemente vinculado con el Partido Verde, escribió numerosas obras notables que han sido traducidas a una multitud de idiomas. El honor perdido de Katharina Blum es una crítica al sensacionalismo periodístico y a los abusos de los mecanismos de poder, dos problemáticas que han cobrado fuerza estos días con la crisis de la COVID-19. Pero también es una reivindicación del inconformismo y un llamado a la rebeldía contra las convenciones sociales. Y, en ese sentido, es una obra eterna.

Ver el video 02:07

100 Buenos Libros: "El honor perdido de Katharina Blum, de Heinrich Böll

El proceso, de Franz Kafka

Seguimos con los clásicos. Pocos autores han contribuido a la configuración de la cultura occidental como el judío más famoso de Praga, cuya vida fue tanto o más trágica que la de los personajes de sus narraciones universales. El proceso es quizás el ejemplo más evidente de lo "kafkiano”: la alienación y el sometimiento del individuo como resultado de un sistema de normas que acaban resultando en una lógica absurda y deshumanizante. Una lectura fascinante, aunque también angustiosa. Quienes estén padeciendo de claustrofobia estos días de encierro casero, mejor pasen al siguiente.

Corazón de tinta, de Cornelia Funke

Todos llevamos un niño dentro y algunos –afortunados–lo llevan por fuera todavía. La fantasía de Cornelia Funke es para todos, aunque la contraportada diga que esté dirigida al público infantil-juvenil. Qué sabrán los editores. Corazón de tinta es la exitosa primera novela de una saga homónima y fue llevada al cine por el director Iain Softley. Fue esta trilogía lo que catapultó la popularidad mundial de Funke, que ha cambiado Renania del Norte-Westfalia por el clima más generoso de California.

El perfume, de Patrick Süskind

Si no ha leído El perfume, probablemente haya visto su versión cinematográfica. Si Cornelia Funke era para todos, la historia de Jean-Baptiste Grenouille no es para cualquiera y hay que tener estómago para seguir los pasos de este fascinante y a la vez repugnante personaje. Probablemente el bávaro Patrick Süskind nunca llegó a imaginarse que la novela llegaría a ser traducida a 46 idiomas y a vender más de 153 millones de ejemplares en el mundo. Por ahora. ¡Larga vida al asesino Grenouille (en los rankings de venta)!

Ver el video 01:49

100 Buenos Libros: "El perfume", de Patrick Süskind

El cielo partido, de Christa Wolf

La historia de la Literatura no ha sido particularmente agradecida con la escritura femenina, por no decir que ha silenciado sistemáticamente a incontables escritoras a lo largo de los siglos. Tampoco en el siglo XX, cuyo canon literario sigue estando dominado por hombres. Pero Christa Wolf voló más alto. El cielo partido es, además, una de las historias más emblemáticas de la separación de Berlín por el muro y la vida en la República Democrática de Alemania. Las autoridades soviéticas tacharon a Wolf de "disidente leal”: criticaba a la RDA, pero prefería el socialismo al capitalismo. El cielo partido no fue del agrado del Gobierno comunista por su presunto individualismo. Probablemente era eso precisamente lo que buscaba la escritora, luchadora incansable contra el fascismo y el autoritarismo y, posteriormente, ferviente defensora de la reunificación alemana.

La séptima cruz, de Anna Seghers

Tendrían que correr ríos de tinta para compensar la falta de atención que han recibido las mujeres, en literatura y prácticamente en todos los aspectos. Anna Seghers fue otra de esas literatas que venció a la Historia y dejó grabado su nombre a base de enfrentarse una y otra vez con las expectativas que la sociedad de su tiempo tenía de las mujeres. Fue nómada antes de que el mundo se globalizase y su vida y obra estuvieron profundamente marcados por el curso de los acontecimientos históricos que le tocó vivir. La séptima cruz es uno de los ejemplos más conocidos de la literatura publicada durante la Segunda Guerra Mundial y narra un intento de escape de un campo de concentración nazi. Seghers, además, tiene un profundo vínculo con América Latina: México. Fue su hogar entre 1941 y 1947, justo cuando esta novela fue publicada. De hecho, la Fundación Anna Seguers entrega en la actualidad un premio con su nombre destinado a jóvenes escritores alemanes y latinoamericanos que contribuyen a una sociedad más justa y humana.

Ver el video 02:01

100 Buenos Libros: "La séptima cruz", de Anna Seghers

Los Buddenbrook, de Thomas Mann

Cuando le fue concedido el Nobel de Literatura, el jurado dijo que Thomas Mann merecía el galardón "principalmente por su gran novela, "Los Buddenbrook”. Un cumplido sorprendente, teniendo en cuenta la calidad de la obra literaria de este escritor oriundo de Lübeck y, sobre todo, que se trataba de su primera novela. Algo debe de tener "Los Buddenbrook” que cautivó a los académicos suecos más que "La montaña mágica”, "La muerte en Venecia” o "Doktor Faustus”. La literatura de Mann no es precisamente ligera –bebe de las ideas de Goethe, Freud, Nietzsche y Schopenhauer–, pero es un pilar de la literatura del siglo pasado. Autor además, de multitud de ensayos y narraciones breves, el escritor es uno de los exponentes más conocidos de la Exilliteratur, o literatura del exilio: la voz literaria de aquellos exiliados que se opusieron al régimen nazi de Adolf Hitler.

La mujer del mediodía, de Julia Franck

Nacida en Berlín oriental en 1970, unos años antes de que su familia escapara a la mitad occidental de la hoy capital alemana, Julia Franck saltó a la fama al recibir el prestigioso Deutscher Buchpreis en 2007. Las académicas feministas alaban la obra de Franck por cómo presencia las experiencias femeninas de la historia, las estructuras de poder, la sexualidad y las relaciones humanas, sobre todo en el caso de la maternidad. La mujer del mediodía es su obra más internacional, pues ha sido traducida a 37 idiomas. La narración, con claros tintes autobiográficos, se embarca en una dura historia familiar con el período de entreguerras como telón de fondo. Franck también tiene un vínculo especial con Latinoamérica, pues vivió en México y Guatemala.

Demian, de Hermann Hesse

Otro de esos clásicos que no se agotan. En esta Bildungsroman, o novela de formación, el escritor alemán naturalizado suizo aborda una experiencia universal: el camino espiritual de la adolescencia a la vida adulta. Una lectura obligatoria para los jóvenes adultos que, casualmente, salió a la luz justo después de la gran pandemia de 1918 conocida como la gripe española. En aquel entonces, en un mundo traumatizado por la Primera Guerra Mundial, los adolescentes encontraron en la ficción de Hesse respuestas a muchas de las preguntas que todos nos hemos hecho. Y, sobre todo, la fuerza de buscar en sí mismos las respuestas.

Ver el video 01:49

100 Buenos Libros: "Demian", de Hermann Hesse

Todos los días, Terézia Mora

Terézia Mora nació en Hungría, parte de la minoría germanoparlante de este país del Este europeo, pero encontró la libertad en Berlín en los noventa del siglo pasado. Todos los días es la historia de un refugiada de un país que ya no existe –¿la antigua Yugoslavia?– que tiene encontrar su camino en Alemania: justo como la autora. La autora ha recibido muchos de los premios literarios más importantes de Alemania; en concreto, "Todos los días” le valió el Premio de la Feria del Libro de Leipzig.

(jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema