Déficit alemán se reduce a la mitad | Economía alemana | DW | 22.02.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía alemana

Déficit alemán se reduce a la mitad

Mucho más de lo esperado se redujo el déficit fiscal de Alemania, que se cifró en el nivel más bajo de los últimos 6 años. La noticia confirma lo que señalaban ya otros indicadores: la economía alemana repunta.

default

La pinta es lo de menos: lo importante es que haya más dinero, también en las arcas fiscales.

Alemania ya se había acostumbrando a recibir coscorrones de parte de los guardianes de la estabilidad monetaria europea. Pero ahora llegan felicitaciones desde Bruselas y los más sorprendidos parecen ser los propios alemanes, porque las cifras entregadas por el servicio federal de estadísticas superaron incluso las más optimistas expectativas del gobierno: el déficit fiscal se redujo el año pasado a un 1,7% del Producto Interior Bruto (PIB), quedando a una tranquilizadora distancia del máximo de 3% estipulado en los acuerdos de Maastricht.

Ministro cauteloso

Peer Steinbrück trinkt Bier

Peer Steinbrück tiene motivo para celebrar, pero mantiene la reserva.

La cifra resulta tanto más positiva si se toma en cuenta que el año previo el déficit se elevaba aún al 3,2%. En dinero contante y sonante, ello significa que el agujero en el presupuesto alemán bajó de 72.400 millones de euros a cerca de 39.500 millones, es decir, casi a la mitad. Ciertamente, el gobierno aplaude el buen resultado, atribuyéndolo al éxito de su gestión. Pero el ministro de Hacienda, Peer Steinbrück, no quiere subirse al carro de la victoria y prefiere advertir que la política de consolidación presupuestaria se mantendrá. En consecuencia, no cabe esperar que se aflojen los bolsillos fiscales.

El déficit presupuestario se arrastra desde hace décadas en Alemania y no es el único problema que tienen las arcas estatales: la montaña de la deuda pública se eleva a casi 1,5 billones de euros, cifra que no se puede peder de vista. Pero por alguna parte hay que empezar y la buena noticia de la reducción del déficit fiscal en el 2006 ya ha inducido al Banco Central alemán, el Bundesbank, a formular ambiciosas metas. El organismo considera posible reducir el déficit este año a un 1% del PIB e incluso exhorta a nivelar el presupuesto hasta el año 2009.

Mayor crecimiento

Sea como fuere, las cifras entregadas por el servicio de estadísticas confirman que el repunte de la economía alemana es una realidad. El hecho de que la brecha entre gastos e ingresos fiscales se haya reducido al menor nivel de los últimos 6 años obedece, ciertamente, a que la recaudación tributaria ha subido. Y esto es, a su vez, producto de la reactivación. La economía germana creció en 2006 un 2,7%, la mejor tasa registrada desde el año 2000, sobre todo gracias al dinamismo del sector exportador.

En el plano interno, también han aumentado las inversiones y el consumo, pero sobre todo este último punto deja aún que desear. De todos modos, el gobierno ha logrado ya un éxito que ni él mismo esperaba, contribuyendo a generar más optimismo, que es uno de los principales motores de cualquier economía.

DW recomienda