Cuba retira credenciales a los periodistas de la agencia EFE | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 14.11.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Cuba retira credenciales a los periodistas de la agencia EFE

La sorpresiva medida contra la agencia española de noticias ocurre dos días antes de una marcha cívica convocada por la oposición y declarada "ilegal" por el gobierno de la isla.

Las autoridades cubanas retiraron el sábado (13.11.2021) las acreditaciones de prensa a los periodistas de la agencia española de noticias EFE en Cuba, en vísperas de la ilegalizada marcha cívica del lunes 15 para pedir un cambio político en la isla.

Los responsables del Centro de Prensa Internacional (CPI) convocaron con urgencia al equipo de EFE en La Habana que está actualmente acreditado (tres redactores, un fotógrafo y un cámara de TV) para comunicarles que se les retiraban las credenciales sin aclarar si la medida es temporal o definitiva.

 "Nos llamaron urgentemente" y "pidieron que les entregáramos las credenciales y cuando preguntamos el motivo invocaron la normativa sobre prensa extranjera", dijo Atahualpa Amerise, jefe de redacción de la oficina.

La resolución ocurre en un momento delicado en Cuba con una marcha cívica convocada por la oposición para el próximo lunes, con el fin de reclamar un cambio político en la isla, que ha sido ilegalizada por el gobierno y cuando el país abre mañana, domingo, sus fronteras al turismo.

Las autoridades advirtieron al equipo de EFE que no puede realizar su labor periodística a partir de este momento, y tampoco quisieron aclarar los motivos exactos que les han llevado a tomar esta decisión.

La disposición fue adoptada un mes y medio después de que se hubiera retirado la acreditación al coordinador de redacción de EFE en La Habana.

El opositor Yunior García convocó una manifestación para el lunes, para exigir la liberación de los presos políticos, cuatro meses después de las históricas manifestaciones del 11 de julio.

Esas protestas, al grito de "Tenemos hambre" y "Libertad", se saldaron con un muerto, decenas de heridos y 1.270 detenidos, de los cuales 658 permanecen en prisión, según la ONG Cubalex. 

El gobierno considera que se trata de un intento de desestabilización y ha acusado a los organizadores de estar financiados por Estados Unidos con este fin. 

gs (efe, afp)

Ver el video 01:34

Cubanos insisten en marcha pacífica

DW recomienda