Cuba: ″Patria o muerte″ o ″Patria y vida″ | Cuba en DW | DW | 22.02.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cuba

Cuba: "Patria o muerte" o "Patria y vida"

El éxito en las redes sociales de una canción que da la vuelta a uno de los lemas de la Revolución cubana provocó una airada respuesta del oficialismo en La Habana.

"La presentación en redes sociales del videoclip del tema Patria y vida", en la que destacados músicos cubanos dan la vuelta al lema de la revolución cubana "patria o muerte", se encuadra entre las "recientes acciones para desestabilizar a esta nación", protestaba uno de los varios artículos dedicados al tema en el diario Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba.

"La reacción del gobierno ha sido totalmente inusual, con una furia que yo nunca había visto por una canción", afirma en conversación con DW el cineasta cubano afincado en Berlín Ricardo Bacallao. Pero, ¿a qué se debe esta vehemente reacción? "Si no eres cubano, quizá sea difícil de entender: Cuba, desde los comienzos de la Revolución, usó la música como instrumento para adoctrinar al pueblo y para enviar mensajes al mundo", explica Bacallao, para quien ahora "les han dado de su propia medicina". El propio presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, respondió a la canción citando los versos de Silvio Rodríguez.

En realidad, sí hay antecedentes. Mabel Cuesta, profesora de Literatura en la Universidad de Houston, recuerda en conversación con DW el caso de Willy Chirino y cómo su canción 'Ya viene llegando' tuvo una respuesta similar por parte del gobierno cubano hace tres décadas. La diferencia ahora es internet. De hecho, explica, la respuesta de los órganos de comunicación cubanos han servido de caja de resonancia a la canción, haciendo que todos la conozcan en la isla.

"Básicamente, ellos no están equipados para responder a las características, las demandas o las nuevas formas de pensamiento que se generan de manera natural cuando hay mayor conectividad", explica, recordando que, en Cuba, "la internet en los teléfonos es algo que no tiene ni tres años". "Los millenials cubanos han aprendido muy bien cómo utilizar las herramientas digitales, pero ellos no", dice en referencia al aparato estatal de propaganda.

El miedo como instrumento de autocensura

"Cuando uno crece en un régimen como el cubano se acostumbra a vivir con miedo", dijo el viernes en una entrevista con Efe Randy Malcom, del dúo Gente de Zona, unos de los artistas que participan en 'Patria y vida'. "Había veces que dábamos entrevistas y cuando nos preguntaban sobre política bajábamos la voz aunque no dijéramos nada controversial", recordaba. "Ese miedo lo dejamos atrás hace rato", afirma el artista, aunque su compañero Alexander Delgado advierte: "Si algo le pasa a mi familia, yo responsabilizo al gobierno cubano".

"Hay muchos cubanos que no quieren asumir ese riesgo de que, por ejemplo, no le vuelvan a dejar entrar al país; eso es un fenómeno que a un alemán le cuesta entender", explica Bacallao, que actualmente trabaja en un documental sobre Bebo Valdés, "que se fue de Cuba porque no quería vivir bajo ninguna dictadura, ni de izquierda ni de derecha". Incluso en ámbitos artísticos o académicos es palpable ese miedo y esa autocensura, explica, con la esperanza de que canciones como 'Patria y vida' animen a más artistas e intelectuales a ayudar a diluir ese "romanticismo" que envuelve a Cuba.

José Martí y George Washington

El videoclip de la canción comienza con "la imagen de Martí, que se hace pedazos, para entrever, nada más y nada menos que la de George Washington", protestaba un editorial de la televisión cubana. Es un peso cubano, con la imagen de José Martí, padre de la independencia cubana (y la firma del Che Guevara, como gobernador del Banco Central que fue), que deja paso a la imagen de un dólar. "Esa primera imagen no es una apuesta por la dolarización ni por la anexión ni supone ensalzar a los Estados Unidos; muy por el contrario, es una denuncia de lo que ha hecho el gobierno cubano con la economía cubana en un momento de crisis como este", explica Cuesta.

"De manera circular, al final del video, ese mismo Washington viene a convertirse en un Martí: la propuesta es no dolarizarnos, sino promover la economía cubana", concluye Cuesta. "Es obvio que estos músicos están respondiendo a un momento, a una sensibilidad, en que la ciudadanía cubana tanto en la isla como en la diáspora estamos pasando una desesperación tremenda, porque nuestras familias están pasando hambre, porque no pueden acceder a estas tiendas [de alimentación] que el gobierno ha condenado a que sean solo en dólares, cuando en Cuba nadie cobra en dólares".

Además, "en la retórica oficial del gobierno todos estos músicos están pagados por la CIA, por el gobierno, por la derecha de Miami, etcétera, etcétera... no es verdad". "Yo trabajo para una Universidad norteamericana y claro que recibo un salario del estado de Texas, pero a mí la CIA no me paga por decir estas cosas", añade.

Abonando el terreno

"¿Qué va a pasar, va a haber una Primavera Árabe en Cuba con este video?", se pregunta Bacallo. "No, yo no espero algo así", se responde. Coincide en esto con Cuesta, para quien el hecho de que los cambios en política sean lentos no es necesariamente negativo. Puede hacerlos menos traumáticos y sangrientos. De momento, Bacallo se conforma pensando que "seguramente, mucha gente en Cuba, incluso funcionarios, esté tarareando esta canción ahora mismo".

(er)

DW recomienda