Cuba: la crisis económica se agrava por el coronavirus | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 29.06.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Cuba: la crisis económica se agrava por el coronavirus

Cuba parece tener al coronavirus bajo control, pero los problemas económicos del país se están agudizando, y la crisis sanitaria se agrava. La segunda mitad del año podría ser más difícil aún.

La escasez de alimentos y la pandemia asestan un duro golpe a los cubanos.

La escasez de alimentos y la pandemia asestan un duro golpe a los cubanos.

Cuba está volviendo lentamente a la normalidad. En todo el país se comienzan a relajar las restricciones por la pandemia del coronavirus, con excepción de La Habana. Allí aparecieron nuevas infecciones en los últimos 15 días. La hoja de ruta del gobierno prevé un regreso a la normalidad "gradual y asimétrica", en tres fases.

Al contrario de otros países de la región, Cuba pudo controlar la propagación del SARS-CoV-2 con una estrategia basada en el rastreo activo de personas contagiadas y el aislamiento de las personas que habían tenido contacto con estas. Hasta este domingo (28.06.2020) solo hubo 43 casos activos de COVID-19 en la isla. En total, se contagiaron 2.332 personas de coronavirus y 86 murieron por las consecuencias de la infección.

Los problemas se agudizan en Cuba

"El gobierno reaccionó bien, pero las limitaciones están durando demasiado", dice a DW Yolanda Reyes Peña. Esta joven de 24 años vive en la capital cubana con su madre y su hermano mayor, y trabajaba antes de la pandemia como manicura en un negocio. Al principio de la cuarentena vivía de sus ahorros, pero ahora, que ya le teme un poco menos al virus, su mayor preocupación es saber cuándo podrá volver a trabajar, y cuánto ganará durante la pandemia. "Lo peor es la incertidumbre", dice.

Yolanda Reyes Peña está más preocupada por su situación laboral que por el coronavirus.

Yolanda Reyes Peña está más preocupada por su situación laboral que por el coronavirus.

Pero esa incertidumbre podría aumentar. "La economía cubana ya tenía problemas antes del coronavirus, sobre todo, en cuanto a pagar su deuda externa", explica a DW el economista Ricardo Torres Pérez, del Centro de Estudios de la Economía Cubana (CEEC), en la Universidad de La Habana. "La pandemia afecta a sectores económicos importantes, como el turismo, y también a las transferencias desde el extranjero", aclara. A eso se suma el embargo estadounidense contra Cuba, agrega.

La caída del turismo duele

Sobre todo las pérdidas en el sector turístico golpean a la ya alicaída economía cubana. "Para Cuba, el turismo es una de las fuentes de ingresos más importantes", señala en entrevista con DW Yedi López-Cotarelo, de 47 años, quien trabaja hace 12 años como guía turístico. "Desde que Cuba cerró sus fronteras no tengo más trabajo. Actualmente no cuento con ninguna otra fuente de ingresos", explica.

También él debe vivir con lo poco que logró ahorrar. El rubro del turismo mantiene de manera indirecta a muchas personas en Cuba. "Hasta yo, un simple trabajador, me beneficio del turismo", cuenta a DW el carpintero Gerardo Bauza*, en el centro de La Habana. "Muchos turistas compran mis productos. Ahora, sin turismo, no vendo nada", lamenta. Desde el principio de la epidemia, Bauza, de 58 años, vive con su familia, compuesta por cuatro miembros, del sueldo de su hija, quien se desempeña como personal médico.

Esta libreta de racionamiento hace posible que muchas familias compren víveres subvencionados por el gobierno cubano.

Esta libreta de racionamiento hace posible que muchas familias compren víveres subvencionados por el gobierno cubano.

Otra vez problemas de abastecimiento en Cuba

En este momento, el difícil panorama de abastecimiento se está agravando en Cuba. "La población cubana vive los efectos del coronavirus en forma de escasez de productos de primera necesidad de todo tipo. Incluso faltan medicamentos y muchos alimentos. Todavía no estamos en la misma situación que en 1990, pero evidentemente se trata de una situación económica compleja", explica Torres.

"Los cubanos hemos pasado esta pandemia prácticamente en filas de espera", resume López-Cotarelo. La espera de varias horas, tres a cuatro veces a la semana, para poder comprar pollo, pasta dentífrica, aceite y carne. Las largas colas delante de los negocios son un peligro, ya que allí muchos pueden contagiarse. Para no exponer a su madre a ese riesgo, Reyes compra productos a "revendedores" al doble o al triple de lo que cuestan.

Racionamiento contra la crisis

"Yo crecí con la libreta, y hoy, a mis 58 años, la aplaudo", dice Bauza, "porque ahora me queda claro lo necesario y justo que es este sistema. La libreta se volvió un símbolo de la estrategia de crisis cubana. Pero en la libreta no figurará todo lo que escasea", explica Torres. Se trata más bien de medidas temporales y flexibles de racionamiento. "La idea del gobierno es no ampliar la libreta de racionamiento como mecanismo de distribución", indica, sino que esta debería ser reemplazada por un mecanismo que tenga en cuenta las diferencias en los ingresos: "Es muy ineficiente entregar la misma cantidad de productos a cada persona".

Las colas en Cuba para comprar alimentos y productos de primera necesidad son un peligro de contagio de COVID-19.

Las colas en Cuba para comprar alimentos y productos de primera necesidad son un peligro de contagio de COVID-19.

Actualmente, sin embargo, hay problemas más importantes. Torres deja en claro que "el gobierno debería actuar" en vista de la actual crisis. Como medidas posibles, menciona la flexibilización de las importaciones y la ampliación de la producción agrícola.

En vista de la falta de divisas, la oferta de productos y servicios de pago con tarjetas de crédito y dólares se extenderá, asegura el economista.

El turismo se recupera lentamente

A pesar de lo complicado de las circunstancias, el gobierno cubano decidió reabrir paulatinamente el país al turismo. En la primera fase, se retomará el turismo nacional. En la segunda fase, a partir de este 1 de julio de 2020, también los turistas extranjeros podrán volver a vacacionar en Cuba, pero únicamente en los cayos en el norte y el sur del país, y con estrictos protocolos de higiene.

También los aeropuertos seguirán cerrados, al menos, hasta el 1 de agosto para vuelos comerciales. "Tendré que buscarme otra cosa para vivir", dice López-Cotarelo, pensando en el futuro, "ya que, por el momento, no se puede vivir del turismo internacional".

*Nombre cambiado.

(cp/vt)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda