¿″Coronakilos″ o más flacos? Así comen los alemanes durante la pandemia | Alemania Hoy | DW | 28.05.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania Hoy

¿"Coronakilos" o más flacos? Así comen los alemanes durante la pandemia

La pandemia tiene consecuencias sobre nuestros hábitos alimentarios. Así lo refleja una reciente encuesta llevada a cabo entre los alemanes. ¿Se convertirán esas tendencias en hábitos permanentes?

Los hábitos alimentarios de los alemanes parecen haber cambiado durante la pandemia.

Los hábitos alimentarios de los alemanes parecen haber cambiado durante la pandemia.

La crisis del coronavirus deja mucho espacio para la autorealización: desde el pasado 21 de marzo, es decir, poco antes de que Alemania impusiera las medidas de restricción social debido a la pandemia, aumentaron las búsquedas de información en Google sobre alfombras para hacer yoga.

Por su parte, las tiendas de bicicletas informan de que, desde su reapertura, tienen muchos más clientes. Y todo aquel que se acerque, en cualquier ciudad alemana, a un parque o a la orilla de un río, no saldrá de su asombro por la cantidad de peatones que allí se concentran. Parece que la gente utiliza el tiempo para moverse al aire libre.

Más cocina casera

Algunos alemanes parecen extender este estilo de vida más sano también a sus hábitos alimentarios. En una reciente encuesta, una de cada cuatro personas admite cocinar con más frecuencia. La mayoría continúa fiel a su repertorio de recetas, pero el 18 por ciento confiesa cocinar de forma diferente.

Suscríbete a nuestro boletín especial sobre el coronavirus y pulsa aquí.

Diferente significa, en este caso, más sano: el 70 por ciento mencionó la fruta y verdura frescas, y nada menos que el 48 por ciento los platos vegetarianos. En tercer lugar (38 por ciento) quedaron los productos horneados, algo que no sorprende debido a la escasez temporal de harina y levadura en los supermercados.

Protesta contra el consumo masivo de carne en Alemania. (18.05.2020).

Protesta contra el consumo masivo de carne en Alemania. (18.05.2020).

Menos carne a largo plazo

La encuesta fue realizada a finales del mes de abril de 2020, es decir, poco antes de que la industria cárnica ocupara titulares en los medios porque varios mataderos y albergues de trabajadores temporales extranjeros se convirtieron en focos de contagio del coronavirus.

Pero el debate político sobre las deficientes condiciones laborales de estos empleados parece no haber frenado el apetito por la carne. Finalmente, la Asociación de Comunidades de Productores de Carne y Ganado (VEZG por sus siglas en alemán), ha vuelto a recomendar una ligera subida del precio de la carne. El cierre temporal de los mataderos no se ha reflejado apenas en el precio y la demanda continúa en ascenso, porque los restaurantes reabren sus puertas. Además, las exportaciones a China continúan estables.

Al margen de la crisis del coronavirus, la tendencia de consumo de carne a largo plazo en Alemania retrocede. La Asociación Federal de la Industria alemana de Productos Cárnicos (BVDF por sus siglas en alemán) registró una demanda en descenso de la carne de cerdo. 2019 fue el primer año tras la crisis de las vacas locas en el que el alemán medio consumió menos de 60 kilos de carne y derivados.

Alimentarse sanamente tiene grandes ventajas.

Alimentarse sanamente tiene grandes ventajas.

En una reciente encuesta encargada por el ministerio alemán de Economía, el 26 por ciento de la gente admite comer carne todos los días. Hace cinco años, era el 34 por ciento. "Sobre todo cada vez más hombres prescinden de su porción diaria de carne", dice el ministerio. La encuesta forma parte del informe anual de alimentación, cuya edición más reciente presentará este viernes (29.5.2020) la ministra alemana de Agricultura, Julia Klöckner.

Según el ministerio, la proporción de vegetarianos (5 por ciento) y de veganos (1 por ciento) en la población permanece estable. Crece la aceptación de productos sustitutos de la carne fabricados a partir de ingredientes vegetales, así como de la carne artificial fabricada en laboratorio.

El 49 por ciento de los encuestados admitió haber probado ese tipo de productos y la proporción es más elevada entre los jóvenes. Un detalle de la encuesta: a pesar de los cambios cualitativos en la alimentación, el 14 por ciento de los encuestados aseguró haber engordado un par de "coronakilos", mientras que el 10 por ciento dice haber perdido peso.

(ms/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema