Copa Alemana: el torneo de las sorpresas | Deportes | DW | 18.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Copa Alemana: el torneo de las sorpresas

El fin de semana arrancó la Copa Alemana, un torneo cuya atractividad radica en las sorpresas que depara año tras año. En esta temporada los primeros partidos han confirmado la regla: aquí no vale eso de ser favorito.

En la primera fecha de la Copa Alemana hay fútbol en abundancia: 64 equipos de todas las categorías -profesionales y aficionados-, enfrentados en 32 partidos determinados por el azar de un sorteo público. El fin de semana de la jornada con la que se abre la competición oficial en Alemania también fue rica en sorpresas.

Este año fueron protagonizadas por Chemnitz y Maguncia, Stefan Kiessling, Bochum y Stuttgart, Marco Reus, Siegen y FSV Fráncfort, USC Paloma y Hoffenheim, Sven Schipplock, Magdeburgo y Ausburgo, RB Leipzig y Paderborn, y Holger Badstuber. Aquí un resumen de lo más importante.

Los protagonistas

En varios partidos de la Copa Alemana los protagonistas fueron fáciles de identificar. Por ejemplo en la victoria de Leverkusen sobre Alemannia Waldalgesheim (6-0) la gran figura del partido fue el delantero Stefan Kiessling, quien practicamente en solitario derrotó al rival anotando cinco goles, que pudieron ser aún más si su entrenador no lo hubiera retirado de la cancha en el minuto 62 para reservarlo con miras al juego de clasificación a la Champions League que disputarán esta semana contra el FC Copenhague.

Pero Kiessling no fue el único futbolista en anotar cinco goles en la primera fecha de la Copa Alemana. Sven Schipplock, jugador del Hoffenheim, consiguió esa misma cifra de anotaciones -también en 63 minutos- en el triunfo 9-0 sobre el club aficionado de Hamburgo USC Paloma, que presentó como su máxima estrella a un jugador alemán-nigeriano de 36 años, Benjamin Olufemi Akanbi, quien se hizo millonario tras participar en un popular programa de concurso de la televisión local.

Otro futbolista que fue noticia fue Marco Reus, quien después de superar una lesión que le impidió viajar con Alemania al Mundial Brasil 2014 reapareció con casi un mes de anticipación a lo que se había previsto. El jugador del Dortmund, a quien rumores de la prensa española del fin de semana vincularon con un traspaso al Atlético de Madrid, jugó una hora luego de una pausa de 71 días en la victoria 4-1 del Dortmund sobre el Stuttgarter Kickers.

Otra reaparición destacada para el fútbol alemán fue la del defensor central del Bayern Múnich Holger Badstuber, quien después de haber sufrido dos rupturas consecutivas de ligamentos de rodilla, y de estar 624 días fuera de las canchas, jugó su primer partido oficial en la victoria de su equipo sobre el Preussen Münster por 4-1.

Después de 624 días sin fútbol Holger Badstuber (en el medio de Phlipp Lahm y Mario Götze) volvió a jugar.

Después de 624 días sin fútbol Holger Badstuber (en el medio de Phlipp Lahm y Mario Götze) volvió a jugar.

Las sorpresas

Como ya es tradición, la Copa Alemana arrojó varios resultados con los que nadie contaba. Ya el primer partido de la competición, el de apertura de la temporada, se convirtió en una sensación luego de que el Maguncia fuera eliminado por el Chemnitz en un loco partido que en el tiempo regular terminó 3-3, que en alargue presentó un empate 5-5, y que en la definición por penaltis le dio la victoria 10-9 al club de la tercera división. El Maguncia encajó así su segunda derrota importante en una semana, tras haber sido eliminado de la Liga de Europa, y sin haber arrancado la Bundesliga es un equipo que ya está en crisis.

En total fueron cuatro los equipos de la primera división que no lograron superar la primera ronda de la Copa alemana. Al Mainz se sumaron el Stuttgart, que perdió 0-2 ante el Bochum en gran parte por culpa de una mala tarde del jugador español Oriol Romeu, su nueva contratación llamada a ser su estrella de la temporada; Augsburgo (0-1 ante Magdeburgo); y el recién ascendido Paderborn (1-2) victima del poderío de la nueva sensación de la división de ascenso alemana, el RB Leipzig.

Capítulo aparte merece la mención al partido protagonizado por los clubes aficionados Sportfreunde Siegen y FSV Fráncfort, que tras un empate a tres goles se definió por penaltis 7-8 a favor del segundo. Interesante es que se necesitaron 16 cobros para conocer al ganador, pues los arqueros detuvieron cinco tiros, y los nerviosos jugadores otros dos.

La Copa Alemana regresará el 28 y 29 de octubre cuando se disputen los 16 partidos de la segunda ronda del torneo.

Publicidad