Consultas ruso-alemanas por arrancar en Hannover | Política | DW | 17.07.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Consultas ruso-alemanas por arrancar en Hannover

Las decimoterceras consultas entre los Gobiernos de Alemania y Rusia tendrán lugar el 18 y el 19 de julio, precedidas por la controversia que desató la concesión del premio cívico Cuadriga a Vladimir Putin en Berlín.

German Chancellor Angela Merkel (L) and Russian President Dmitry Medvedev (R) take a walk at the Meseberg residence, Meseberg, near Berlin, Germany 04 June 2010. Dmitry Medvedev is on a two-day working visit in Germany. EPA/DMITRY ASTAKHOV/POOL

La cooperación entre las operadoras energéticas RWE y Gazprom podría sellarse en este marco.

La crisis de la deuda en Europa y Estados Unidos, las relaciones comerciales binacionales y los conflictos internacionales son los puntos más importantes en la agenda de las decimoterceras consultas entre los Gobiernos de Alemania y Rusia, que tendrán lugar el 18 y el 19 de julio en la ciudad de Hannover. La cita viene precedida por la controversia que desató la decisión de otorgar un premio cívico al primer ministro ruso, Vladimir Putin, cuya política de derechos humanos y derechos civiles ha sido fuertemente criticada por los medios europeos.
La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente ruso, Dmitri Medvedev, encabezarán las reuniones que comenzarán de manera informal el lunes (18.7.2011) por la tarde con la presencia de nueve ministros de cada país. Para el martes (19.7.2011), día oficial de sesiones, está programada la firma de una serie de convenios, incluidos algunos entre empresas de ambos países. El semanario alemán Der Spiegel señala que la esperada cooperación entre la operadora energética germana RWE y el gigante ruso Gazprom podría sellarse en este marco.
Expectativa ante los comicios rusos
Russian President Dmitry Medvedev, right, welcomes German Chancellor Angela Merkel to the Bocharov Ruchei presidential residence at the Russian Black Sea resort of Sochi, Friday, Aug. 14, 2009. Merkel met with Medvedev for talks which were expected to include Kremlin pressure for Germany to attract other countries to a Russian gas pipeline project.(AP Photo/RIA Novosti, Dmitry Astakhov, Presidential Press Service)

Merkel y Medvedev, buena comunicación.

Según fuentes allegadas a Merkel, Alemania, que ostenta la presidencia rotativa del Consejo de Seguridad de la ONU, aprovechará la ocasión para abogar por una resolución contra la violenta represión de las protestas antigubernamentales en Siria, discutir sobre la crisis política que se vive en Bielorrusia tras la detención masiva de disidentes en el país que dirige con mano férrea Alexander Lukashenko e informarse sobre los preparativos para los comicios parlamentarios y presidenciales que se celebrarán en Rusia en diciembre de 2011 y marzo de 2012, respectivamente.

Ante la inminencia de las elecciones presidenciales en Rusia, la pregunta que muchos se hacen –incluida la canciller alemana– es si Medvedev optará por la reelección. Tanto el presidente ruso como el primer ministro se han negado hasta ahora a disipar esa incógnita; Medvedev y Putin han sido aliados desde hace dos décadas y analistas políticos dan por probable que el primero se haga a un lado para permitir que el segundo lance su candidatura con miras a asumir la presidencia de Rusia por tercera vez. Ese escenario inquieta a la jefa del Gobierno germano.
Putin, la manzana de la discordia
Russian President Vladimir Putin, right, and First Deputy Prime Minister and President-elect Dmitry Medvedev talk at a meeting with parliament factions leaders in the Kremlin in Moscow on Tuesday, March 11, 2008. (AP Photo/RIA-Novosti, Mikhail Klimentyev, Presidential Press Service)

Medvedev y Putin, añeja alianza.

El otrora Ministro de Estado Gernot Erler, miembro activo del Ministerio alemán de Exteriores entre 2005 y 2009, comentaba recientemente que Merkel nunca ha sido una admiradora de Putin. Su relación con el actual primer ministro ruso siempre fue tensa; algunos sugieren que eso se debe al pasado de Putin en la KGB y a la antipatía de Merkel por el estilo de mando de Putin, a quien se le ha reprochado de manera recurrente el hecho de dirigir a la Federación Rusa con talante autoritario.

De ahí que, tras una fuerte polémica, la decisión de otorgar el Premio Cuadriga al primer ministro Putin fuera revocada. El galardón en cuestión, una pequeña reproducción de la estatua que adorna la Puerta de Brandeburgo de Berlín, es concedido anualmente desde 2003 por la asociación sin fines de lucro alemana Werkstatt Deutschland a cuatro personalidades u organizaciones cuyo pensamiento o labor esté basado en los valores de la visión, el coraje y la responsabilidad.
Los justos pagan por los pecadores…
German Chancellor Angela Merkel and Russian President Vladimir Putin speak during their meeting in Putin's residence in the Russian Black Sea resort of Sochi, Sunday, Jan. 21, 2007. Merkel arrived on Sunday on a working visit to Russia for talks with Putin that come amid a push to reinvigorate the Middle East peace process and questions of Europe's dependence on Russian natural gas and oil. (AP Photo/ITAR-TASS/Presidential Press Service, Dmitry Astakhov)

Putin y Merkel, tensas relaciones.

El prominente artista danés Olafur Eliasson devolvió el Cuadriga que había recibido en una ceremonia anterior, el ex presidente checo Vaclav Havel amenazó con hacer lo mismo y varios miembros de la institución que confiere el galardón renunciaron a sus cargos, llevando a que el premio fuera declarado desierto en 2011 y los otros tres ganadores de la estatuilla se queden con las manos vacías: la escritora de origen turco Betül Durmaz; el jefe de gobierno palestino, Salam Fayyad; y la secretaria de Relaciones Exteriores mexicana, Patricia Espinosa.

Werkstatt Deutschland pidió disculpas y comprensión a los afectados, y comunicó que el futuro del premio será analizado en las próximas semanas. Por otro lado, en portavoz de Putin –quien no estará presente en las consultas ruso-alemanas– aseguró que el incidente del Cuadriga no se dejará sentir en las conversaciones que sostendrán Berlín y Moscú en los próximos días.
Autor: Evan Romero-Castillo / Viacheslav Yurin / cb / dpa
Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda

Publicidad