Clinton: ″Nueva era de relaciones UE-Estados Unidos″ | Política | DW | 06.03.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Clinton: "Nueva era de relaciones UE-Estados Unidos"

Los roces entre la administración Bush y algunos socios comunitarios son cosa del pasado. La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, apostó en Bruselas por "dinamizar" las relaciones transatlánticas.

default

Hillary Clinton, acompañada por el jefe de la diplomacia europea, Javier Solana.

Corren nuevos tiempos para las relaciones entre Estados Unidos y la Unión Europea (UE). Atrás quedaron los ocho años de gobierno de George W. Bush y los roces que la política exterior del anterior mandatario provocaron con algunos de sus socios europeos. La nueva administración estadounidense comandada por Barack Obama quiere estrechar los lazos de colaboración con el bloque comunitario. Una tarea para la cual Washington cuenta a su favor con la corriente de simpatía de que goza Obama entre los mandatarios del continente.

Así lo ha expresado la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, durante la visita que este viernes (06.03.09) ha realizado a las instituciones europeas, la primera de un político estadounidense de alto rango desde que en 1985 el entonces presidente, Ronald Reagan, estuviera en Bruselas. Durante su estancia en la capital comunitaria, Clinton se entrevistó con el jefe de la diplomacia europea, el español Javier Solana, así como con el ministro checo de Asuntos Exteriores, Karel Schwarzenberg, y la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner.

"Dinamizar" las relaciones transatlánticas

Hillary Clinton Javier Solana

Buena sintonía entre la UE y Estados Unidos.

"Tenemos la intención de dinamizar las relaciones transatlánticas y de promover una Unión Europea fuerte y, fundamentalmente, una Europa fuerte", subrayó la secretaria de Estado en Bruselas. Según Clinton, Washington y Bruselas comparten "valores, intereses y una rica historia de trabajo común". Un pasado que debe servir para "afrontar juntos" retos como el de la actual crisis económica global.

En una clara referencia al pasado, Clinton remarcó que la nueva administración estadounidense surgida de las elecciones de noviembre se está esforzando "para crear más socios y menos adversarios". La secretaria de Estado habló incluso de "urgencia" por parte de su gobierno para "restablecer las relaciones dañadas" durante la "era Bush", una época de la cual el ejecutivo presidido por Barack Obama "ha heredado muchos retos y amenazas".

Temas concretos en la agenda

Una de las cuestiones prioritarias en la agenda tiene que ver con el establecimiento de una estrategia común para luchar contra la crisis financiera global. "No tenemos elección, debemos trabajar juntos", aseguró Clinton. Una voluntad de aunar esfuerzos que debería cristalizar en la cumbre de abril del G-20, el grupo formado por los países más industrializados del mundo, las economías emergentes y la Unión Europea.

Pero la crisis no es el único objetivo en el que Estados Unidos y la UE deben cooperar estrechamente. También el terrorismo internacional constituye un reto común. Ambos socios transatlánticos "deben compartir inteligencia, reforzar la cooperación judicial e impulsar un frente unido", afirmó Clinton.

Otro de los aspectos clave es la lucha contra el cambio climático, una cuestión "olvidada" por la administración Bush y que Obama pretende potenciar también en colaboración con Europa. El horizonte, en este tema, es "alcanzar un acuerdo global sobre el clima" en la próxima conferencia de Copenhague, prevista para diciembre.

De las palabras a los gestos

Javier Solana Hillary Clinton Karel Schwarzenberg Benita Ferrero Waldner

Javier Solana, Hillary Clinton, Karel Schwarzenberg y Benita Ferrero-Waldner.

Aprovechando la corriente de simpatía de que goza el nuevo presidente estadounidense en Europa, Washington quiere resolver cuanto antes -y con la ayuda de sus socios europeos- uno de los temas más espinosos heredados de la anterior administración. Se trata de la situación de los presos recluidos en el centro de detención de Guantánamo. Unos 244, según organizaciones humanitarias, de los cuales una treintena podrían ser juzgados en Estados Unidos y otros sesenta no tienen causas pendientes con la justicia de Washington pero tampoco pueden volver a sus países por miedo a ser torturados o perseguidos.

Hillary Clinton ha "agradecido" la disposición de la UE para "trabajar" con su administración con el objetivo de "determinar una política hacia los detenidos de Guantánamo". "Queremos revisar cada uno de los expedientes, y si hay algún detenido en particular que deba ser reubicado, lo discutiremos con los aliados y amigos, como la UE", expresó la secretaria de Estado.

DW recomienda

ADVERTISEMENT