Ciberdefensa: el Bundeswehr y sus desafíos | Alemania | DW | 07.08.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Ciberdefensa: el Bundeswehr y sus desafíos

Con la creación del comando CIR, especializado en seguridad cibernética, el Ejército de Alemania procura blindar sus sistemas de información y proteger al país contra el creciente número de ataques digitales extranjeros.

El número de ataques cibernéticos sofisticados contra organismos gubernamentales, industrias e infraestructura en Alemania se ha multiplicado en los últimos años. En el reporte anual sobre actividades extremistas del Ministerio del Interior, publicado el pasado 24 de julio, se sostiene que el ciberespionaje, los actos de sabotaje digital y las campañas de desinformación se han convertido en herramientas estándar tanto de agencias de inteligencia como de hackers extranjeros, sobre todo de Rusia, China e Irán.

Ni siquiera el Ejército alemán ha quedado exento de agresiones digitales: el Bundeswehr dice haber identificado y repelido alrededor de dos millones de incursiones no autorizadas en sus sistemas en 2017; de ellas, 8.000 habrían conseguido acceder a sus redes y causado daños enormes si las medidas defensivas habituales no hubieran funcionado. Fue con ese telón de fondo que la ministra de Defensa de Alemania, Ursula von der Leyen, inauguró el Cyber- und Informationsraum (CIR) en Bonn en abril de 2017.

Sus miembros –260 expertos, civiles y uniformados– se esmeran en proteger la seguridad nacional desde barricadas tan disímiles como la inteligencia militar, las telecomunicaciones, la tecnología de la información y los sistemas de información geográfica. El teniente coronel Marco Kempel y su equipo se ocupan de todo tipo de tareas, desde la conducción de entrenamientos mediante juegos de guerra virtuales hasta la optimización de escudos digitales, como los que impiden la reprogramación no autorizada o el hackeo de los drones.

Deutschland Bundeswehr Cyberabwehr Symbolbild (Bundeswehr/Tom Twardy)

De momento, el CIR cuenta con 260 expertos en tecnologías informáticas, civiles y militares.

Dos retos que van de la mano 

“A los atacantes se les hace fácil alcanzar sus metas; a nosotros no. Nosotros debemos encontrar los puntos vulnerables de un sistema y fortificarlos”, explica Kempel. El CIR es el corazón de la estrategia cibernética del Ejército alemán, sobre todo ahora, cuando al país europeo se le ha pedido que asuma mayor protagonismo en el seno de la OTAN y más responsabilidades en la defensa de la Unión Europea. No obstante, para cumplir su cometido cabalmente, el CIR deberá superar dos serios desafíos: reclutamiento y financiamiento

Aunque el CIR sigue estando en etapa de expansión –se espera que alcance capacidad operativa plena en 2021–, todavía no está claro cómo serán llenadas todas sus vacantes. Un nuevo programa de formación de la Universidad de la Bundeswehr en Múnich está entrenando a una nueva generación de defensores; pero, mientras tanto, el Ministerio de Defensa debe competir por los talentos con otras agencias estatales y empresas privadas que ofrecen empleos tecnológicos más lucrativos.

“Los soldados alemanes no habían estado activos sino en Afganistán y en Mali; hasta ahora no habían tenido necesidad de desarrollar habilidades en materia de ciberdefensa. El Bundeswehr es un aparato muy burocrático, con un staff inmenso; de ahí que dotarlo con esa competencia adicional tome tiempo”, explica el capitán Florian Kling, el especialista en tecnología de la información que lidera la organización Darmstädter Signal, dedicada a vigilar las actividades de la institución castrense en Alemania.

Deutschland Bonn Ursula von der Leyen (picture-alliance/dpa/I. Fassbender)

La ministra de Defensa de Alemania, Ursula von der Leyen.

El Bundeswehr necesita ser un empleador competitivo

El Bundeswehr se ha visto obligado a flexibilizar su estructura y concebir iniciativas como la “ciber-reserva”, que consiste en contratar a expertos temporalmente para que compartan sus conocimientos con el Ejército sin que éstos tengan que renunciar a sus codiciadas posiciones en la industria tecnológica. Pero para que el Bundeswehr se transforme en un empleador competitivo, con incentivos atractivos para informáticos bien capacitados, el Ministerio de Defensa deberá aumentar su presupuesto.

La ministra Von der Leyen ya consiguió que al Ejército se le asignaran 49.800 millones de euros en 2019, es decir, 4.000 millones de euros más que en 2018. Está por verse si esa suma alcanza para satisfacer las nuevas necesidades del Ejército alemán y superar las deficiencias que arrastra desde hace años.

Sumi Somaskanda (ERC/ERS)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  


DW recomienda

Publicidad