China tiene ya su primer aeropuerto en Europa | Economía | DW | 24.09.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

China tiene ya su primer aeropuerto en Europa

Una antigua terminal aérea militar en Alemania es el nuevo bastión del comercio chino en la Unión Europea. Ya fue inaugurado el tráfico aéreo entre Parchim y la provincia china de Henan.

Bandera china en el aeropuerto de Parchim.

Bandera china en el aeropuerto de Parchim.

Parchim es una plácida ciudad de casi 20.000 habitantes ubicada en Mecklemburgo-Pomerania Occidental, a 40 kilómetros de la capital estatal, Schwerin. No obstante estas discretas dimensiones, la localidad cuyos orígenes se remontan a ocho siglos de antigüedad es sede de un centro de innovación tecnológica y un parque industrial. Además, Parchim cuenta ya con el primer aeropuerto de propiedad china en toda Europa.

Deutschland Büro Großraumbüro Neues Buchungszentrum von TopTicketLine

Pese a su tamaño, la ciudad es sede de importantes empresas.



Ubicación estratégica

La ciudad está ubicada en un punto estratégico de la cartografía alemana: entre el puerto de Hamburgo y la capital, Berlín. La precisión no es gratuita: el aeropuerto fungió en otros tiempos como terminal aérea militar de la Unión Soviética en la desaparecida República Democrática Alemana.

El de Parchim es uno de los pocos aeropuertos alemanes que cuentan con licencia para operar las 24 horas del día, y en su pista de tres kilómetros de longitud puede aterrizar incluso el avión de pasajeros más grande del mundo, el Airbus A380.

Tanto la terminal de pasajeros como la de carga fueron adquiridas en julio pasado por el consorcio LinkGlobal, de capital chino. Anteriormente, el aeropuerto era administrado por el gobierno local, y operaba con números rojos.

El monto aproximado de la operación fue de 30 millones de euros, con el compromiso de invertir otros 70 millones en infraestructura. Este domingo fue inaugurado el tráfico regular entre Parchim y la provincia china de Henan.

En principio serán tres vuelos semanales los que unan a ambos puntos, pero pronto serán más. Así, China tiene ya un nuevo bastión para el comercio de sus productos dentro de la Unión Europea.

Además, fábricas chinas

Eso no es todo. En la planta industrial que forma parte de las instalaciones adquiridas por LinkGlobal, ésta planea incprporar plantas de montaje, para el acabado de artículos chinos –principalmente textiles, electrodomésticos, y vehículos automotores- que arriben por vía aérea.

Esto, de acuerdo con las autoridades locales, traerá consigo la creación de 1.000 puestos de trabajo en una zona que mucho los necesita : la tasa desesempleo en esa zona alcanza niveles de hasta 18 por ciento.

Así que, en el terreno de la teoría, todo parece cuadrar perfectamente. Sin embargo, la inauguración del puente aéreo entre Parchim y Henan, con lo cual cobra forma el proyecto estratégico para el primer aeropuerto chino en Europa, no se produce en el mejor momento.

Chinesischer Flugplatz in Parchim

Primer cargamento descargado bajo la administración china.

Las autoridades de China cancelaron una reunión a nivel ministerial con funcionarios del gobierno alemán. Con ello expresaron su malestar por el recibimiento que la canciller Angela Merkel otorgó en Berlín al Dalai Lama, líder espiritual del Tibet.

Del mismo modo, poco es lo que se sabe acerca de Pang Yuliang, empresario dueño de LinkGlobal. Hasta hace poco, como reporta el boletín Beijing Review, Pang ni siquiera figuraba en la lista de los personajes más acaudalados de China.

Fue necesaria una investigación del periódico especializado National Business Daily para establecer que el acaudalado personaje ha amasado gran fortuna tejiendo redes de tráfico aéreo de carga para productos chinos entre su país y naciones como Nigeria y Turquía.

Como quiera que sea, su don de convencimiento fue tal, que las autoridades de Parchim le cedieron en su totalidad los derechos de operación y propiedad. Con esto, Pang Yuliang venció a auténticos global players como FedEx y la línea aérea de los Emiratos Árabes Unidos, que también pujaban por la terminal. Pronto se verá si los resultados son de altos vuelos.

DW recomienda