Crisis entre Alemania y China | Política | DW | 22.09.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Crisis entre Alemania y China

Angela Merkel se reúne el domingo con el Dalai Lama. La ministra de Justicia, Brigitte Zypries iba a dialogar el mismo día con una delegación china sobre el Estado de derecho, pero ésta no viene, “por motivos técnicos”.

Dalai Lama: visitas peligrosas

Dalai Lama: visitas peligrosas

Las amenazas chinas fueron claras: “esperamos que Alemania tenga en cuenta el mayor rango de los intereses de las relaciones sino-alemanas y no autorice la visita del Dalai Lama”, había manifestado el miércoles una portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores en Pekín.

El encuentro de la canciller alemana con el líder espiritual y secular del Tibet, que vive en el exilio, “será una carga para las relaciones entre Berlín y Pekín”, agregó la portavoz. China acusa al Dalai Lama de, bajo el manto de la religión, querer independizar a Tibet de China.

Pero Merkel no se dejó inmutar. Será el primer jefe de Gobierno alemán que reciba al Dalai Lama en la Cancillería. La visita ha sido declarada como de carácter privado.

El mismo día debería haber tenido lugar en Stuttgart una importante conferencia de representantes gubernamentales de Alemania y China: el simposio anual en el marco del diálogo germano-chino sobre el Estado de derecho.

Cancelación a último momento

Del domingo al lunes, alemanes y chinos iban a discutir sobre “la protección de la propiedad intelectual”. También estaba previsto un discurso de la ministra alemana de Justicia, Brigitte Zypries. Pero todo ello no sucederá.

De acuerdo con informaciones difundidas hoy por la revista Der Spiegel en su edición en Internet, el viernes por la noche el ministerio recibió una llamada de la embajada china: la delegación no se presentará a la conferencia.

Oficialmente no se relaciona la cancelación de la conferencia con la recepción del Dalai Lama en la cancillería federal, ni en Pekín, ni en Berlín. “La cancelación se debe a motivos técnicos”, dijo una portavoz del ministerio alemán de Justicia.

Pero las advertencias chinas de los últimos días no permiten llegar a otra conclusión de que sí existe una relación de causa y efecto entre ambas cosas.

Dalai Lama: líder de seis millones de tibetanos

El Dalai Lama es el líder espiritual y secular de seis millones de tibetanos. Nacida en 1935 en una familia campesina, fue descubierto a la edad de dos años por monjes budistas como la reencarnación del 13.º Dalai Lama y entronizado en Lhasa, la capital de Tibet.

En 1950, la República Popular China ocupó el Estado de los monjes tibetanos. En 1959, el Dalai Lama huyó, luego de un fracasado levantamiento de sus seguidores contra China, a la India, donde vive desde entonces.

Pekín ha intentado por todos los medios integrar a la rebelde región en China. Manifestaciones han sido reprimidas brutalmente. Con un asentamiento masivo de chinos intenta además lograr una supremacía numérica china. El Dalai Lama recibió en 1989 el Nobel de la Paz por su lucha pacífica por la libertad del Tibet.

Debates ya en los prolegómenos

La reunión entre Merkel y el Dalai Lama desató debates en Alemania ya en los prolegómenos. Según el diario “Süddeutscher Zeitung”, tanto en la cancillería federal como en el ministerio de RR. EE. se debatió vivamente sobre las posibles consecuencias. Y asociaciones empresariales se manifestaron preocupadas.

El Dalai Lama ya se reunió en el pasado con políticos alemanes, por ejemplo con el por entonces ministro de RR. EE. Joschka Fischer (Los Verdes) como con Klaus Kinkel (liberal). En 1990 lo recibió también el por entonces presidente federal alemán, Richard von Weizsäcker empfangen.

En una entrevista, el Dalai Lama describió sorprendido los temores ante su persona: “Es un fenómeno interesante: cuando los políticos aún no son jefes de Gobierno o de Estado, se reúnen conmigo, pero después lo evitan, para no enojar a Pekín, seguramente para no perjudicar las relaciones económicas”.

Merkel parece ser la excepción a la regla. Ya en 2005 se había reunido con el Dalai Lama –como líder de la oposición- y ahora lo vuelve a hacer... como canciller federal.

DW recomienda