China condena a prisión al abogado Wang Quanzhang | El Mundo | DW | 28.01.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

China condena a prisión al abogado Wang Quanzhang

Wang, que defendía los derechos humanos, estará cuatro años y seis meses más encarcelado, condición en la que vive desde agosto de 2015.

Por el cargo de "subversión” al Estado, un tribunal de Tianjin (China) sentenció este lunes (28.01.2019) a cuatro años y seis meses de presidio al abogado de derechos humanos Wang Quanzhang. La acusación fue presentada contra Wang en enero de 2016, tras su detención en agosto de 2015 en el marco de una campaña del régimen comunista contra bufetes especializados en casos de DD.HH.

En esa oportunidad, en la llamada "campaña 709”, al menos 250 abogados y activistas fueron puestos bajo arresto. Además de su condena a prisión por "subversión" -un cargo que comportaba una pena máxima de cadena perpetua-, el Tribunal Popular Intermedio de Tianjin también privó al abogado chino de sus derechos políticos durante cinco años, según detalló el tribunal en su página web.

Después de más de tres años en un limbo legal (detenido, pero sin una fecha para el juicio), el abogado de 42 años especializado en defender a activistas, víctimas de confiscaciones de tierras y otros perseguidos por el Estado, enfrentó finalmente a la Justicia el pasado 26 de diciembre, en una audiencia a puertas cerradas. La corte justificó esa decisión señalando que "había secretos de Estado involucrados”.

Sufrimiento familiar

"El veredicto es una grave injusticia. Es indignante que Wang Quanzhang esté siendo castigado por defender pacíficamente los derechos humanos en China. Debe ser liberado de forma inmediata e incondicional", aseveró en un comunicado la investigadora de Amnistía Internacional (AI) Doriane Lau tras conocer la sentencia. La especialista también recordó que la familia de Wang solo tuvo noticias del abogado en julio de 2018, cuando un amigo les dijo que estaba vivo en Tianjin.

"La familia de Wang, que continúa siendo acosada por las autoridades, ni siquiera sabía si estaba vivo hasta hace poco. Su encarcelamiento continuado solo prolonga su sufrimiento", añadió. El pasado 26 de diciembre, agentes impidieron a familiares y simpatizantes de Wang el acceso al juzgado de turno, así como a su mujer, Li Wenzu, que se quedó sin poder acudir a Tianjin para la vista inicial del juicio a su marido tras ser sometida a arresto domiciliario.

DZC (EFE, AFP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

DW recomienda