China retira licencia a Yu Wensheng, abogado de derechos humanos | El Mundo | DW | 17.01.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

China retira licencia a Yu Wensheng, abogado de derechos humanos

La "represalia" a Yu Wensheng sucedió tras publicación de carta abierta en la que este renombrado jurista crítica al presidente de China, Xi Jinping, por "inepto" y "autoritario".

"Lo esperaba porque en los últimos años llevé muchas juicios de derechos humanos" de disidentes o activistas,explicó. El pasado 15 de enero, el Buró de Justicia le envió una notificación en la que alegó que la retirada de la licencia se debe a que Yu no trabaja actualmente para ningún despacho de abogados. "Es un truco del Gobierno", aseguró el letrado, que tiene constancia de que las autoridades chinas han estado presionando a diferentes bufetes para que no le contraten.

Por eso, y para no crear "problemas" a otros compañeros, Yu decidió iniciar recientemente el procedimiento necesario para crear su propio despacho, pero las autoridades se lo han denegado, añadió. Para recuperar la licencia y poder ejercer de nuevo la abogacía, Yu tendría que presentarse a un examen organizado por el Buró de Justicia.

¿Represalia por críticas abiertas a Xi?

El abogado sospecha que la retirada de la licencia es una represalia a la publicación de una carta abierta en la que aseguraba que Xi no es "apto para seguir en la presidencia" por "estar fortaleciendo el control totalitario" en el país asiático.

En el escrito, publicado días antes del XIX Congreso del Partido Comunista, celebrado el pasado octubre de 2017, el abogado pedía una reforma de la formación para lograr una China "con libertad, democracia, derechos humanos y un Estado de derecho".

Bajo la presidencia de Xi, que llegó al poder en marzo de 2013, las autoridades chinas han reprimido a algunos de los más prominentes abogados chinos de derechos humanos del país, como Xu Zhiyong, fundador del movimiento "Nuevo Ciudadano", condenado en 2014 a cuatro años de prisión entre crecientes críticas de la comunidad internacional.

La organización Human Rights Watch (HRW) denunció a finales de 2017 que las autoridades chinas habían iniciado una nueva ronda de presiones y amenazas contra bufetes dedicados a la defensa de los derechos humanos.

Por ejemplo, las autoridades investigaron y sometieron a interrogatorios a algunos abogados que ya están "familiarizados con el acoso oficial", según HRW.

En 2015, China vivió una de las mayores olas represivas contra abogados de derechos humanos, cuando cientos de letrados fueron detenidos y, según denunciaron, sufrieron torturas.

JOV (efe, chinadigitaltimes)

DW recomienda

Publicidad