China cierra su vertiente del Everest por temor a COVID-19 | Coronavirus | DW | 17.05.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Coronavirus

China cierra su vertiente del Everest por temor a COVID-19

El bloqueo de la escalada se anunció por la preocupación del riesgo de infección por COVID-19 de los escaladores que se inician en Nepal, donde la pandemia hace estragos.

En una larga cola, los escaladores suben por un camino justo debajo del campamento cuatro. A pesar de la pandemia, ha habido un número récord de visitantes en el Monte Everest.

En una larga cola, los escaladores suben por un camino justo debajo del campamento cuatro. A pesar de la pandemia, ha habido un número récord de visitantes en el Monte Everest.

China ha prohibido los intentos de escalar el Monte Everest desde su lado de la cima más alta del mundo por temor a importar casos de coronavirus desde el vecino Nepal.

La agencia de noticias oficial china Xinhua dice que el cierre fue confirmado en un aviso de la Administración General del Deporte de China. La medida La medida refleja la gran precaución que ha tomado China para hacer frente a la pandemia.

Mientras que China ha frenado en su mayor parte la transmisión interna del coronavirus, Nepal está experimentando un aumento con cifras récord de nuevos infecciones y muertes.

China había concedido permisos a 38 personas para escalar el Everest esta primavera, y Nepal a 408 escaladores. En Nepal, varios alpinistas han informado de que han dado positivo en el coronavirus después de haber sido llevados del campamento base del Everest.

El mes de mayo suele ser el mejor para escalar el Everest. Varios escaladores han llegado a la cima esta semana y se espera que haya más intentos a finales de este mes, una vez que mejore el tiempo. Dos alpinistas han muerto en el lado nepalí, uno suizo y otro estadounidense.

Ver el video 02:07

Aumentan los contagios en el Everest

Pekín teme rebote de infecciones desde el extranjero

China fue el primer país afectado por la pandemia a finales de 2019, pero desde entonces ha contenido en gran medida la enfermedad con estrictos controles fronterizos. Pekín teme que pueda surgir un rebote de infecciones desde el extranjero. 

Con las fronteras prácticamente cerradas desde marzo de 2020, China está ahora preocupada por los riesgos en la cumbre nevada, que comparte con Nepal a 8.848 metros sobre el nivel del mar, mientras la temporada de escalada de primavera ruge.

Nepal, vecino de la India, se ha visto muy afectado por una segunda oleada de la epidemia, justo cuando el estado del Himalaya planeaba reactivar su turismo este verano después de una temporada de 2020 que quedó aniquilada.  

Foto aérea de archivo: vehículos y tiendas de campaña en el campamento base al pie del lado chino de la cima del monte Qomolangma, también conocido como monte Everest, en la región autónoma del Tíbet, al suroeste de China.

Foto aérea de archivo: vehículos y tiendas de campaña en el campamento base al pie del lado chino de la cima del monte Qomolangma, también conocido como monte Everest, en la región autónoma del Tíbet, al suroeste de China.

Coronavirus en el campamento base del lado nepalí 

En las últimas semanas se ha registrado el coronavirus en el campamento base del lado nepalí de la subida. Dada la situación sanitaria, "se cancelan todas las actividades de escalada", dijeron el viernes los medios estatales, en referencia al nombre tibetano del pico.   

La agencia, que dijo que la decisión fue tomada por la Administración de Deportes de China, aseguró que no estaba claro cuánto tiempo duraría el edicto. 

A principios de la semana pasada, China dijo que establecería una "línea de separación" en la cima del Everest para evitar que el coronavirus se mezcle con los escaladores del lado de Nepal.  

Pero Pekín no especificó cómo pretendía marcar su territorio en la estrecha cumbre de la montaña más alta del mundo, donde solo caben unos pocos escaladores a la vez.

FEW (AFP, AP)

DW recomienda