Champions League: la gallina de los huevos de oro | Deportes | DW | 16.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Champions League: la gallina de los huevos de oro

El fútbol europeo aguarda con gran expectativa la final de la Champions League, y su sede será la ciudad de Múnich, que invirtió 1,4 millones de euros en el evento y espera buenas ganancias.

Múnich se prepara para la final de la Champions League.

Múnich se prepara para la final de la Champions League.

El FC Bayern Múnich perdió la copa alemana y el campeonato alemán. Las últimas semanas no fueron para nada agradables, ni para el campeón bávaro ni para sus hinchas. Ahora, todas las esperanzas están puestas en la final de la Liga de Campeones contra el FC Chelsea, el próximo sábado, 19 de mayo. Y el Bayern quiere triunfar en su ciudad y ante su público. De lo contrario, el equipo se verá en problemas. El único consuelo para los responsables del club muniqués es que la final de la Champions League, aunque el Bayern fracase, será un evento muy lucrativo.

Uno de los afiches que promociona la final de la Champions League en Múnich.

Uno de los afiches que promociona la final de la Champions League en Múnich.

Se estima que el FC Bayern recaudará alrededor de 60 millones de euros en la actual temporada de la Liga de Campeones. Ya la UEFA le paga al equipo unos 40 millones en bonificaciones y marketing. A eso se suman otros 20 millones de euros provenientes de la venta de entradas. Y esos ingresos podrían aumentar. Según el vocero del club, Markus Hörwick, se podrían vender cerca de un millón de entradas solo a los fans de ese club, pero la UEFA entrega únicamente 17.500 entradas para el partido en el propio estadio, por lo cual la mayoría de los hinchas del Bayern se quedarán con las ganas de alentar a su equipo en la cancha.

Múnich gastará 1,4 millones de euros en la final

El Múnich espera vender más de un millón de entradas.

El Múnich espera vender más de un millón de entradas.

Pero no por eso hay que quedarse en casa delante del televisor, ya que la ciudad de Múnich organiza en el Parque Olímpico una gran fiesta para los hinchas con pantallas públicas en el antiguo Estadio Olímpico. Eso le cuesta a la ciudad unos 300.000 euros, y se planea invertir 220.000 euros para el nuevo césped del Estadio Olímpico, donde se jugará este jueves la final de fútbol femenino. Además, Múnich tuvo que alquilar espacios publicitarios para la UEFA. En total, el consejo de la ciudad aprobó, para la final de la Champions League y para la final de fútbol femenino, aproximadamente 1,4 millones de euros.

Según el alcalde de Múnich, Christian Ude, -que es además fan del rival local del Bayern, el TSV 1860- se trata de una muy buena inversión. Christian Ude dice que hay estudios que demuestran que, a largo plazo, esa suma regresará multiplicada a las arcas comunales. El estudio data del año 2010, cuando se jugó la final de la Liga de Campeones en Madrid. Los expertos pronosticaron entonces ganancias de 50 millones de euros para la capital española. Pero es importante remarcar que la investigación fue encargada por uno de los más importantes patrocinadores de la UEFA.


La hotelería y la gastronomía están de fiesta

¿Quién saldrá campeón?

¿Quién saldrá campeón?

Sea como fuere, el sector hotelero y comercial de Múnich está de parabienes. Claudia Chondros, de la Unión de Comerciantes Minoristas de Baviera espera que aumenten las ganancias. Y además, el evento será también una increíble oportunidad para publicitar las bellezas de la ciudad, opina Claudia Chondros.

A largo plazo, la incidencia positiva del torneo beneficiará el aumento del turismo, algo que pone de buen humor a los hoteleros. Para ellos, la final de la Champions League, gane quien gane, ya es un gran éxito. La mayoría de las habitaciones están reservadas desde hace varias semanas, a pesar del aumento de los precios. Quien aún no tenga donde dormir deberá buscar albergue en lugares alejados de Múnich o traer una carpa. En los campamentos de la ciudad todavía hay espacios libres.

Autor: Ernst Weber/ Cristina Papaleo
Editor: Enrique López

DW recomienda

Publicidad