Canadá dice que Cuba ″merece democracia y libertad″ tras protestas | El Mundo | DW | 15.07.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Canadá dice que Cuba "merece democracia y libertad" tras protestas

Canadá ha sido uno de los aliados occidentales más cercanos de La Habana. Sin embargo, el primer ministro Justin Trudeau expresó preocupación "por la violenta represión de las protestas por parte del régimen cubano".

Justin Trudeau, primer ministro de Canadá

Justin Trudeau, primer ministro de Canadá

Canadá, uno de los aliados occidentales más cercanos de Cuba, condenó este jueves (15.07.2021) la respuesta violenta y los arrestos de manifestantes este fin de semana por parte del gobierno cubano.

"Estamos profundamente preocupados por la violenta represión de las protestas por parte del régimen cubano", expresó el primer ministro Justin Trudeau en una conferencia de prensa en Montreal, en el que es uno de sus pocos comentarios sobre Cuba en los últimos años.

"Apoyamos al pueblo de Cuba que quiere y merece democracia, libertad y respeto", apostó.

Canadá mantuvo lazos con Cuba después de su revolución de 1959 y Trudeau realizó una visita oficial a la isla en noviembre de 2016. Con esto, Canadá ha actuado a veces como intermediario entre el gobierno cubano y Estados Unidos y otros países en temas como las disputadas elecciones en Venezuela.

Miles de cubanos se han lanzado a las calles para protagonizar protestas inéditas en la isla

Miles de cubanos se han lanzado a las calles para protagonizar protestas inéditas en la isla

El domingo, miles de cubanos protagonizaron las mayores protestas contra el gobierno en décadas para rechazar la profunda crisis económica que ha provocado escasez de productos básicos y cortes de energía.

Los manifestantes también protestaron contra el manejo del gobierno de la pandemia de coronavirus y las restricciones a las libertades civiles.

La primera visita de Estado de Trudeau a Cuba ocurrió cuando tenía solo cuatro años y acompañó a su padre Pierre, quien era entonces primer ministro.

reuters/bloomberg /rr

DW recomienda