Cambio climático: el desafío central del siglo XXI | Ecología | DW | 07.12.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ecología

Cambio climático: el desafío central del siglo XXI

Alemania se propone retomar una posición líder en el campo de la protección climática. La conferencia en Montreal es el bautismo de fuego para el nuevo ministro de Medio Ambiente.

El cambio climático afecta a todos.

El cambio climático afecta a todos.

Con los devastadores huracanes Katrina y Wilma en los Estados Unidos, el mundo experimentó en el 2005 las mayores pérdidas por desastres naturales relacionados con el clima. Las pérdidas económicas globales superarán los 200.000 millones de dólares, de acuerdo con estimaciones preliminares de la Fundación MunichRe, de la compañía reaseguradota Münchner Rückversicherung.

Hurrikan Wilma, überflutete Straßen in Havana

El huracán Wilma dejó las calles inundadas en Habana.

El pasado martes, el Banco Mundial advirtió que el cambio climático amenaza la capacidad de creación de riqueza de los países en desarrollo al poner en riesgo sus recursos naturales, que es "el activo más importante" que poseen.

Panoramas como ése y la incertidumbre que los rodea dan un dramático trasfondo a la conferencia de cambio climático de las Naciones Unidas en Montreal, Canadá, desde el 28 de noviembre hasta el 9 de diciembre. Alrededor de 190 países están debatiendo cómo continuar una lucha encabezada por la ONU contra el calentamiento global para incluir a los países en desarrollo como China e India y a los países escépticos, encabezados por los Estados Unidos y Australia.

Los siguientes pasos tras Kyoto

Sigmar Gabriel

Sigmar Gabriel, ministro alemán de Medio Ambiente.

Con el protocolo de Kyoto de la ONU, unas 40 naciones ricas han acordado disminuir las emisiones de gases con efecto invernadero de manera sustancial para el año 2012. Lo que ocurrirá después del 2012 es incierto. Precisamente en este punto se enfoca el interés de la política medioambiental del nuevo gobierno alemán. En medio del bloqueo impuesto por el "no" de EEUU a negociar futuras reducciones de emisiones de gases con efecto invernadero, llega a Montreal el nuevo ministro alemán de Medio Ambiente, Sigmar Gabriel, para su bautismo de fuego.

"Kyoto es solamente un primer paso, un paso al que le deberán seguir otros más. No existen alternativas al camino emprendido por el protocolo de Kyoto. Sobre este fundamento apoyaré el inicio de un nuevo proceso eficaz que permita al mayor número posible de países participar y contribuir en la protección climática", dijo Sigmar Gabriel en un comunicado de su ministerio.

Los costos del cambio climático

Gabriel subrayó en varias entrevistas la continuidad en la política medioambiental germana e intenta dar nuevos impulsos a la imagen de competencia que sembraron anteriores ministros como Jürgen Trittin y Klaus Töpfer.

"Las dimensiones del cambio climático todavía se subestiman y se ignoran de manera irresponsable. Ya no se puede pasar por alto que el aumento de condiciones atmosféricas extremas y el desplazamiento de zonas climáticas enteras tienen consecuencias económicas y sociales catastróficas. Ya no nos podemos seguir quejando sobre los costos de la protección climática sabiendo qué enormes costos genera una política climática poco decidida. El cambio climático es uno de los desafíos centrales del siglo XXI", insiste Sigmar Gabriel.

Declaraciones como éstas sirven para recalcar las diferencias con la postura estadounidense. Tanto Alemania como los otros países de la Unión Europea parecen decididos a llegar en Montreal a un acuerdo sobre el periodo post 2012, tomando en cuenta el aislamiento de EEUU en su posición anti negociadora. Sigmar Gabriel pasaría su bautismo de fuego con bravura.

DW recomienda