¿Cómo reacciona América Latina ante el acercamiento de Alemania? | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 29.04.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

¿Cómo reacciona América Latina ante el acercamiento de Alemania?

Alemania desatendió durante décadas al continente latinoamericano y ahora ha comenzado a cortejarlo: el ministro de Relaciones Exteriores alemán está tratando de recuperar el terreno perdido.

El ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, y la actriz Sibel Kekilli (drcha.) en Salvador de Bahía.

El ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, y la actriz Sibel Kekilli (drcha.) en Salvador de Bahía.

El diario brasileño "Folha de São Paulo”, el segundo periódico de mayor tirada en el país, no le dedica más de dos líneas a la visita del ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas. Su nueva iniciativa latinoamericana parece ser que no merece más. Tampoco los medios de Colombia y México se hacen eco de la intención del ministro que quiere "impulsar y reavivar” las relaciones con esos países.

"Hemos perdido de vista a Latinoamérica demasiado tiempo”, reconoció Maas en unas declaraciones. "Las alianzas sólidas con los derechos humanos y el multilateralismo en América Latina serán aún más valiosas en el  futuro de lo que la mayoría de la gente se imagina hoy", explicó. En Colombia, el ministro se informará sobre la situación de los venezolanos en el país y los exguerrilleros colombianos; en México se encontrará con su homólogo, Marcelo Erbrad.

Competencia china

El redescubrimiento alemán de América Latina probablemente tenga menos que ver con los derechos humanos y más con la economía. "Aunque Maas sostiene que esta no sea probablemente la prioridad política del viaje", opina Thomas W. O'Donnell, de la Escuela de Gobernanza Hertie. Para el experto en relaciones internacionales es crucial la creciente influencia económica y política de China en la región.

"China se está convirtiendo en un fabricante de productos industriales de alta calidad", dice Thomas W. O'Donnell. Para los fabricantes alemanes, tradicionalmente especializados en la exportación de productos de alta calidad, el país asiático significa la competencia. Según O'Donnell, "la calidad es menor, pero los productos chinos son más baratos".

Decepcionado con Alemania

En vista de la creciente influencia china y la presencia tradicionalmente fuerte de Estados Unidos, la iniciativa alemana en Latinoamérica ha sido recibida con cautela hasta el momento. La decepción, por las décadas de desinterés por parte de Alemania, es enorme. Además, el nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, está más interesado en el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que en los representantes del gobierno alemán.

La lista de intentos fracasados de acercamiento político bien intencionados entre Alemania y América Latina es larga. El excanciller Kohl mandó elaborar un concepto latinoamericano, en 1995. Durante su visita a Brasil en septiembre de 1996, reconoció que las compañías alemanas apenas habían participado en las extensas privatizaciones de la década de 1990 en la región, pero sí los consorcios españoles, franceses, portugueses y estadounidenses.

Jair Bolsonaro y Donald Trump.

Imagen de la visita de Bolsonaro a Washington en marzo de 2019.

Rusia y Chinas, más importantes

En 2002 se produjo un nuevo intento. La llamada iniciativa de infraestructura germano-brasileña estaba destinada a aumentar la inversión en América Latina. Pero después de la visita del canciller Schröder en febrero de 2002, el proyecto volvió a coger polvo en los cajones. Schröder se centró en proyectos con Rusia y China.

La apuesta más reciente fue de la canciller Merkel. En 2015, viajó a Brasilia por primera vez con la mitad de su gabinete para negociar sobre temas como ciencia, tecnología y medio ambiente. Sin embargo y debido a la crisis política en Brasil, todo se quedó en una visita.

"Los alemanes son particularmente escépticos con los brasileños", dijo el presidente de la Iniciativa Latinoamericana de Negocios Alemanes (LAI), Reinhold Festge. "A pesar de las muchas políticas desastrosas de Brasil, las perspectivas, desde el punto de vista del mercado, son bastante buenas ", añadió.

Alrededor de 4.000 empresas alemanas están representadas en América Latina, más de 1.000 en la metrópolis brasileña de São Paulo. La Iniciativa Latinoamericana de Negocios Alemanes fue fundada en 1994, mucho antes de que la presencia de la inversión económica china fuese tan palpable en la región.

"Socio importante para Alemania"

Hasta ahora, la economía alemana ha servido de apoyo al presidente Bolsonaro en Brasil. "La cooperación entre el Gobierno y los empresarios funciona muy bien y de manera eficiente", señaló André Clark, CEO de Siemens en Brasil, en el último informe de la Fundación Konrad Adenauer (KAS) sobre Brasil.

Jan Woischnik, coordinador de la oficina en el extrajero de KAS en Brasil, agregó: "Se recomienda un trato justo y constructivo hacia la administración de Bolsonaro". Brasil es "la cuarta democracia más grande y la novena economía más grande (del mundo), es decir, un socio extremadamente importante para Alemania ", explicó.

Para el ministro alemán, la recomendación de Woischnik es difícil de digerir. Como señal de su actitud política hacia los derechos humanos, Haas se reunió con representantes de una red de empoderamiento de mujeres en Salvador de Bahía, antes de la recepción oficial con el presidente Bolsonaro y su homólogo brasileño, Ernesto Araújo.

Maas invitó a sus contrapartes latinoamericanas a una conferencia, sobre dicho continente, en el Ministerio de Relaciones Exteriores el próximo 28 de mayo, en Berlín. Todavía no está claro quién asistirá. El número de participantes podría ser un indicador de cómo la nueva iniciativa alemana latinoamericana es acogida por dicha región.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda