Brexit: la UE culpa a los británicos | Europa | DW | 28.02.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Brexit: la UE culpa a los británicos

El negociador de la UE para el "brexit" está "muy preocupado". Nada está realmente acordado. Desde Bruselas, Bernd Riegert.

Los 27 ministros de la Unión Europea (UE) ocupados en las tareas relativas a la salida de Gran Bretaña del bloque querían simplemente saber el estado de las cosas en su reunión de rutina en Bruselas. Pero el negociador jefe de la UE para el "brexit", Michel Barnier, aprovechó la oportunidad para condenar la posición británica.

Ante la prensa mostró calma, pero en su interior hubo efervescencia. En más de una oportunidad el francés había realizado discursos desde Bruselas en contra la línea del gobierno británico: "Es todo una ilusión", gritó Barnier quien se opuso con indignación a la perspectiva británica que considera que puede clasificar a la relación con la Unión Europea en tres "canastas" políticas y que pueden entonces elegir solo lo mejor del mercado común.

Él sabe que tiene a los 27 estados miembros detrás suyo.

Hablar es fácil

Por su parte, el representante alemán en el Consejo de Ministros, el Secretario de Estado Michael Roth, aseguró que los 27 Estados estaban cerrados como un muro y que su objetivo era entender finalmente cómo los británicos imaginan concretamente la futura relación con la UE. "Hablar en público es muy agradable", dijo Roth, refiriéndose al discurso inaugural anunciado por la primera ministra Theresa May para el próximo viernes. "Tener los documentos de las negociaciones sobre la mesa en Bruselas, sin embargo, sería mejor", insinuó.

El negociador del "brexit", Barnier, dijo que aún no está claro cómo el Reino Unido piensa al período de transición de dos años a raíz del brexit. "Desafortunadamente tengo que decir que aún no hemos llegado a esta transición", dijo Barnier. Ni siquiera está claro qué entienden ambas partes que debería ser la fase de transición. Barnier se negó al deseo británico de extender esta transición indefinidamente: "Eso es imposible", aseguró.

La solicitud de la Primera Ministro británica May de que los ciudadanos de la UE que se establecen en Gran Bretaña durante el período de transición posterior al "brexit" sean tratados de forma diferente a los que habían llegado antes fue rechazada por la UE.

Belgien - Brexit-Verhandlungen mit Barnier und Davis in Brüssel (Getty Images/AFP/T. Charlier)

El negociador jefe de la UE para el "brexit", Michel Barnier,

Barnier dijo que los derechos de los ciudadanos de la UE a la libertad de establecimiento en el mercado común deben "permanecer en su lugar". De lo contrario, no podría haber un bloque. Una de las principales promesas de los defensores del "brexit" fue que Gran Bretaña tendría el control de la inmigración desde los estados de la UE. Este objetivo no se podrá lograr durante la fase de transición.

Preguntas abiertas sobre la frontera en Irlanda
Según Barnier todavía hay incertidumbres sobre las a priori acordadas condiciones para el caso irlandés. El miércoles, el Consejo de Ministros presentará en Bruselas un texto de 120 páginas, que entre otros temas incluye a la frontera entre el Estado miembro de la UE Irlanda e Irlanda del Norte que pertenece al Reino Unido. "Gran Bretaña no ha hecho propuestas sustanciales", se quejó Barnier.

Por lo tanto, la UE aplicará ahora la llamada tercera opción. Esto significa que no habrá límite entre Irlanda e Irlanda del Norte, que pertenece a Gran Bretaña. La frontera exterior de la UE tendría que correr entre Irlanda del Norte y el resto de Reino Unido. Sin embargo, esta frontera interna dentro de Reino Unido es vehementemente rechazada por el negociadores británico David Davis.

Barnier desconfía

Barnier advirtió en repetidas ocasiones que el tiempo sería muy ajustado. En poco más de tres semanas, durante la próxima cumbre de la UE en Bruselas, se deberá aprobar un acuerdo sobre la salida, la fase de transición y las directrices para la futura relación con Gran Bretaña. Eso no podrá darse con el estado actual de las negociaciones, dijo Barnier. La cuestión de Irlanda del Norte, dijo, debe estar claramente regulada y no podrá quedar abierta. Siempre estuvo listo para negociar con su homólogo David Davis, aseguró Barnier. Pero él debe presentar propuestas concretas y realizables.

"Estoy realmente preocupado", dijo Barnier varias veces en su conferencia de prensa. El tiempo para un "brexit" ordenado en aproximadamente un año será escaso. "Los británicos saben cuáles son las reglas en la Unión Europea", afirmó. Y agregó: "Después de todo, estuvieron allí durante 40 años".

El jueves, el presidente del Consejo de la UE, Donald Tusk, viajará a Londres para negociar con la primera ministro británica. Tusk describió la semana pasada la posición negociadora de May como una "pura ilusión".

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad